Moda y Belleza

La importancia de entender a quién le estás dando tu ‘like’ en redes sociales

Los influencers parecen estar perdiendo de vista el peso de los mensajes que emiten en sus plataformas

En estos tiempos en los que compartimos información en redes sociales 24/7, personas comunes y corrientes han pasado a convertirse en una especie de especialistas en política, moda, salud, belleza o cualquier otro ámbito que podamos imaginar.

Los llamados influencers han pasado a ser líderes de opinión que nos muestran el mundo a su manera, haciéndonos sentir más cercanos a ellos que cuando vemos a un actor de Hollywood como Brad Pitt o una estrella de la industria musical como Shakira.

Sin embargo, el influyentismo en redes se ha convertido en un negocio, un mercado lleno de exigencia que termina siendo un arma de doble filo.  Entre la sed por obtener likes y la monetización de sus contenidos, los influencers terminan olvidando la responsabilidad que tienen frente a los usuarios.

En los últimos días surgió un movimiento de apoyo a la youtuber Nath Campos, quien denunció al influencer Rix de haber abusado de ella. Usuarios de redes sociales se volcaron en contra de este, mientras que exhibieron el comportamiento de otros influencers que también han mostrado comportamientos machistas en sus contenidos y que incluso que han tenido denuncias por ello.

https://twitter.com/porkestendencia/status/1352739914065059843

A lo largo de los últimos meses, muchos otros influencers también han sido cuestionados y criticados por salir de viaje o hacer fiestas en medio de una crisis sanitaria ya que no sólo están mostrando una enorme falta de empatía y responsabilidad social sino que además, emiten un mensaje sobre romper con las medidas de prevención de contagios. 

También en días recientes, la influencer de origen venezolano-estadounidense Lele Pons,  fue acusada de maltrato animal luego de compartir un video en el que posa con un cocodrilo con el hocico amarrado, en la piscina. La influencer se justificó diciendo que era por seguridad en caso de que este se asustara.  

La actriz Bárbara de Regil también ha sido muy criticada por sus consejos nutricionales así como por incentivar a llevar una vida fitness, sin tomar en cuenta que no se puede implementar las mismas condiciones para todos. En 2018, el youtuber estadounidense, Paul Logan tuvo la ocurrencia de reírse de un cuerpo en el llamado Bosque del suicidio, en Japón.

A pesar de que los casos son claros, seguimos justificando las acciones de todos porque caen bien o es sólo diversión. Pero los influencers han olvidado que tienen un gran poder en sus manos y la responsabilidad que esto implica.

¿A quiénes estamos haciendo famosos? 

AHora parece que sólo buscan la aprobación de su público creando contenidos banales, que humillan a otros, que demuestran una gran falta de entendimiento hacia problemáticas sociales y que incluso ponen en peligro sus vidas o las de otros con tal de ganar ese anhelado like.

Aprobar sus conductas es validarlas y por ende, perpetuar la falta de valores, la división social o la cultura violenta en todas sus formas.

Los influencers son líderes de opinión que se supone deberían ser los primeros en poner el buen ejemplo, pero terminan siendo los primeros solapar el chiste porque lo consideran inocente y que no pasa nada.

Es tan fácil tener una cuenta de Instagram o un canal de YouTube. Cualquier persona con Internet y habilidades para expresarse, sólo basta tener un cierto carisma y simpatía, además de verse bien. ¿Y el contenido? ¿realmente saben de lo que hablan? ¿en verdad son capaces de emitir opiniones, fuera de su privilegio? 

Es momento de tomar consciencia, de cuestionar lo que consumimos y de exigir contenidos de mayor calidad. Debemos dejar de romantizar conductas tóxicas de los famosos así como también dejar de ver como entretenimiento , un contenido de mal gusto que haga apología a cualquier tipo de violencia.

Más de este tema

El peligro de callar, reír o ser indiferente ante los influencers que normalizan la violencia

La responsabilidad que los «influencers» no están entendiendo

Decir «tengo hijas» no significa entender la violencia que sufrimos las mujeres.

Te recomendamos en video

 

 

 

 

Tags

Lo Último


Te recomendamos