logo
/ Pexels
Moda y Belleza 16/01/2021

Este es el uso correcto que debes darle a cada una de tus brochas de maquillaje

Si te sientes confusa entre tantas brochas de maquillaje, aquí te comentamos cómo utilizarlas de manera correcta.

Hay dos tipos de personas: las que tienen varias brochas de maquillaje y las que se maquillan con los dedos, y ninguna de las dos está mal. Pero la verdad, en un punto medio, solo necesitas unos pocos pinceles para conseguir un look soñado, lo único que necesitas es saber cómo sacarle provecho y darles el uso correcto.

Con esta guía práctica conocerás un poco más de las principales brochas de maquillaje, lo que hace cada una y por qué puede que la necesites o no. Y para que todo sea aún más fácil, también hay consejos de maquillaje para cada una de ellas.

Este es el uso correcto que debes darle a cada una de tus brochas de maquillaje

Brocha kabuki

Se pueden usar las brochas kabuki para aplicar base líquida para conseguir una cobertura media a completa, pero su densidad la hace perfecta para aplicar polvos superfinos para un acabado más completo.

Debido a que estas cerdas son tan densas y firmes, probablemente encontrarás que es necesaria una ligera presión para aplicar el producto en la piel. Usa las puntas de las cerdas para recoger el producto, luego gira la brocha para esparcirlo en tu cara.

Brocha de punteado

Según reseña la revista Cosmopolitan, estas brochas son lo opuesto a las kabuki. Cuando desees una aplicación de base más suave o quieras un efecto aerógrafo, quédate con esta.

Debido a su acabado más claro, también son ideales para aplicar humectantes con color o eliminar los rubores en crema y los resaltadores líquidos sin estropear el producto que se encuentra debajo.

Sumerge las cerdas en el maquillaje líquido, o pásalas sobre el producto en polvo, luego gira la brocha para aplicar el producto.

Brocha para contornear

Esta brocha es la más versátil y facilita el contorno de la forma de tu rostro al mezclar el producto de forma limpia y precisa debajo de los pómulos, la línea de la mandíbula y la frente.

Llena la brocha en el polvo, golpea suavemente para eliminar el exceso, luego deslízala suavemente hacia adelante y hacia atrás debajo de los pómulos para enfatizar tus contornos naturales. Para una apariencia aún más cincelada, recarga la brocha y gírala debajo de la línea de la mandíbula y también a lo largo de la línea del cabello.

Brocha abanico

Las cerdas de estas brochas están extendidas y aplanadas para darle una silueta muy distinta y vienen en diversos tamaños para adaptarse a cada necesidad. Con un movimiento de lado a lado (como un limpiaparabrisas), usa las cerdas para barrer el exceso de polvo fijador debajo de los ojos o para aplicar iluminador a lo largo de los pómulos.

Brocha lápiz

Esta brocha hace de todo: difumina el delineador de ojos, coloca la sombra directamente en la línea de las pestañas, te ayuda a difuminar con precisión debajo de las pestañas. Cuando las otras herramientas son demasiado grandes o demasiado esponjosas, usa esta rígida, densa y afilada brocha, especialmente si planeas hacer un smokey eye.

Una vez que hayas aplicado tu delineador de ojos, usa la punta para aplicar un efecto difuminado. O deja a un lado el delineador de ojos y usa la punta para ahumar la sombra debajo de las pestañas inferiores. También puedes resaltar áreas más pequeñas alrededor del ojo, como las esquinas internas y externas, al aplicar un pigmento intenso.

Brocha para iluminador

La forma depende totalmente del nivel de brillo que desees. Usa una brocha con cerdas largas para un efecto más difuso, o toma una con cerdas cortas y densas para hacer que incluso un iluminador económico se vea súper brillante.

Gira la brocha sobre el iluminador facial en polvo, elimina el exceso, luego barre suavemente y difumínalo sobre la parte superior de los pómulos, los huesos de las cejas, el arco de Cupido y cualquier otro lugar donde la luz golpee naturalmente tu rostro.

Brocha para rubor / bronceador

Estas brochas son lo suficientemente similares como para que una pueda hacer el trabajo de muchas. Con solo una de ellas para aplicar tu bronceador o rubor es suficiente. Deben tener cerdas largas y esponjosas y una forma de cúpula para difundir uniformemente los pigmentos en polvo. Cuanto más esponjosa sea, menos producto recogerá, lo que es ideal cuando solo desea un poco de polvo.

Cuando se trata de bronceador y rubor, la forma en que se usan es casi más importante que las brochas en sí. Para el bronceador, muévela dibujando la forma del número “3”, comenzando desde la frente, cortando los pómulos y luego moviéndose hacia afuera y hacia abajo hasta la línea de la mandíbula. Para el rubor, agita ligeramente el producto en las mejillas y difumínalo en tus pómulos.

Más de este tema:

Tus brochas de maquillaje deben ser limpiadas, te decimos cómo y con qué frecuencia

Ocho trucos de maquillaje para ojos que te harán lucir más joven

Tónico de arroz para cerrar los poros abiertos y lucir un maquillaje perfecto

Te recomendamos en video