logo
/ PinterestNo busques que tu hija sea perfecta sino feliz
Maternidad 30/07/2021

No busques que tu hija sea perfecta sino feliz

La infancia no es un campo de entrenamiento estricto para el mañana. Hay que darles la oportunidad de que sean niños y no forzarlos antes de tiempo.

Una creencia de la maternidad que poco a poco debe ir derrumbándose es que no hay que formar niños pensando en que solo sean exitosos el día de mañana, sino que sobre todas las cosas, sean hijos felices.

“Criar súper hijos no es sostenible ni para los padres ni para los niños”, aseguró en una charla la coach, Eva Millet, citada en CEU San Pablo.

En ella afirmó que uno de los modelos de crianza que más abunda es que se está formando a los jóvenes con “agendas de ministro”, con demasiada presión encima porque además, se les pide ser los mejores en todo lo que hagan.

Hay que dejar que los niños desarrollen su personalidad y vayan aprendiendo por etapas.- Pinterest Pure Wow.

Para la experta, los adultos están sobreexponiendo a los niños a la precocidad y la hiperocupación, principalmente con actividades extraescolares, que hacen que desde muy temprano tengan que lidiar con estrés, frustración y cansancio.

“Dejemos también que se aburran; del aburrimiento nace la creatividad”, recomendó la especialista, haciendo énfasis en que hay que reforzar aspectos importantes como la autonomía, la resistencia a la frustración, el esfuerzo y el tiempo libre con un equilibrio.

La receta para hijos felices

Aunque no hay un manual único y que brinde el éxito asegurado, Millet afirma que el camino es mediante el underparenting.

Los padres también lidian con mucha presión social para criar niños perfectos, pero el secreto está en no asumir obsesivamente el control de cada detalle de la vida de tu hijo.- Pinterest Sensacine.

Esto es igual a una maternidad más relajada en donde hay “espacio para que los niños jueguen y se aburran, para que se equivoquen y adquieran responsabilidades y autonomía. Disfrutar de ser padres, para que también ellos disfruten de ser hijos”, asegura la fuente.

“La familia no tiene que ser una dictadura pero tampoco una democracia asamblearia”, añade, mientras que los sanos límites “son una herramienta para educar bien”, por lo que estos deben reforzar la valentía y la autoconfianza para criar hijos felices, con autoestima alta e independientes.

Más de este tema:

¡Alerta! Las mamás que trabajan desde casa sufren estrés crónico

Los grandes riesgos de decirle siempre “sí” a tu hijo y ser una mamá permisiva

Las heridas emocionales que le dejas a tu hija por no decirle que la amas lo suficiente

Te recomendamos en video: