Maternidad

Las 5 etapas de fertilidad de una mujer y sus ventajas y desventajas de procrear

La fertilidad en una mujer es un asunto biológico de importancia y es muy dependiente de su edad.

fertilidad

La idea de la maternidad forma parte de muchas mujeres. Gran parte de ellas anhela tener un bebé en sus brazos y formar una linda familia. Pero muchas deciden esperar hasta que estén listas, trayendo consigo una serie ventajas y desventajas a la hora de procrear, dependiendo de la etapa de fertilidad en la que se encuentre la mujer basada en su edad.

A medida que el cuerpo envejece tiene menos folículos. Eso significa que hay menos oportunidades de crear óvulos sanos y fuertes para la fertilización. En la adolescencia, la oferta es robusta, pero a finales de los 30 y 40 años, la oferta está disminuyendo. Sin embargo, esa es la edad en la que cada vez más personas intentan formar una familia.

Pero ¿qué pasa en cada una de las etapas de fertilidad de una mujer y qué consecuencias tienen?

Las 5 etapas de fertilidad de una mujer y sus ventajas y desventajas de procrear

De 18 a 24 años

Si existe una edad ideal para procrear puramente desde un punto de vista físico, sería esta. Los folículos ováricos más fuertes del cuerpo son los primeros en madurar en óvulos, por lo que los que se producen a más temprana edad son más propensos a ser de alta calidad.

Según reseña el portal Healthline, tener un hijo a esta edad reducirá el riesgo de defectos congénitos, problemas cromosómicos y algunos problemas de fertilidad. Por supuesto, si bien es menos arriesgado al tener hijos en esta etapa no estás exenta de riesgos.

Esta probabilidad de fertilidad, también conocida como tasa de fecundidad, se disminuirá a lo largo de tu vida. Está en su punto más fuerte en este período de edad más joven. Entre los 20 y los 30 años, la tasa es alrededor del 25 por ciento. Eso cae por debajo del 10 por ciento después de los 35 años.

De 25 a 30 años

Con cada año que pasa, tu probabilidad de concebir naturalmente a un bebé disminuye. Pero a finales de los 20, la tasa de quedar embarazada sin intervención se mantiene bastante estable.

De hecho, las parejas menores de 30 años que están sanas son capaces de concebir en sus primeros tres meses de intento entre el 40 y el 60 por ciento del tiempo. Pero después de esta edad, las posibilidades de quedar embarazada comienzan a disminuir cada año.

¡Si aún no has empezado una familia, no te preocupes! Tu cuerpo todavía tiene un generoso suministro de óvulos para proporcionar cuando sea el momento adecuado. Pero si estás tratando de concebir y ha sido infructuoso durante al menos tres meses, habla con tu médico.

De 31 a 35 años

A principios de los 30, las posibilidades de que puedas tener un bebé siguen siendo altas. Todavía tienes una gran cantidad de óvulos de alta calidad para ofrecer, pero tus probabilidades comenzarán a disminuir constantemente a esta edad. La tasa de fertilidad disminuye gradualmente hasta los 32 años. A los 37, cae drásticamente.

¿Eso significa que no puedes tener hijos si tienes 30 años? Absolutamente no. De hecho, 1 de cada 5 mujeres tiene su primer hijo después de los 35 años, señalan los Institutos Nacionales de Salud. Sin embargo, 1 de cada 3 parejas de 30 años experimentará algún tipo de problema de infertilidad.

También se señala que si eres primeriza y piensas incursionar en la maternidad, a medida que avanza tu década de los 30, el embarazo puede ser más riesgoso tanto para el bebé como para ti.

De 35 a 40 años

Las posibilidades de que una mujer de unos 30 años pueda concebir espontáneamente es aproximadamente la mitad que la de una mujer de unos 20 años. Con una mujer de 35 a 40, por ende, las probabilidades son más reducidas.

Un estudio de 2003 señala que el 60 por ciento de las parejas en este rango de edad podrán concebir naturalmente luego de un año de comenzar a intentarlo, mientras que el 85 por ciento será capaz de concebir después de dos años.

Sin embargo, a esta edad, los riesgos de problemas cromosómicos con óvulos son mayores y aumentan con cada año adicional. Eso significa que las probabilidades de aborto espontáneo o embarazo anormal son mayores.

Edades de 41 a más de 45

Según informes, las tasas de natalidad de las edades de 40 a 44 aumentaron un 2 por ciento entre 2016 y 2017. Sin embargo, es importante tener en cuenta que mientras más individuos están dando a luz a estas edades, el porcentaje general de nacimientos en padres mayores sigue siendo mucho menor que en los más jóvenes. Eso se debe, en parte, porque es más difícil quedar embarazada si tienes más de 40 años.

A esta edad, tu cuerpo se está preparando para la menopausia. Es probable que los ovarios hayan agotado sus folículos o estén cerca del final de su suministro.

Los bebés nacidos de personas en este rango de edad también tienen un mayor riesgo de una serie de defectos congénitos y complicaciones del embarazo. El aborto espontáneo y las anomalías cromosómicas aumentan significativamente durante este período de vida.

La edad avanzada también aumenta el riesgo de complicaciones para el padre, incluyendo diabetes, hipertensión y preeclampsia.

Más de este tema:

Consejos que todas las mamás deberían saber para criar niñas con amor propio

5 formas en las que puedes conectar emocionalmente con tus hijos

Cómo ayudar a tu hija a superar sus miedos para convertirla en una mujer fuerte y valiente

Te recomendamos en video

Tags

Lo Último


Te recomendamos