Siete aceites naturales para que cuides la piel durante el embarazo

Los aceites naturales aportan un aroma relajante a la piel.

Los aceites naturales son sustancias que se obtienen mediante la destilación de algunas plantas aromáticas. Estos aceites son un gran aliado para las mujeres embarazadas porque permiten hidratar, nutrir la piel e, incluso, prevenir las molestas estrías.

Otro de los beneficios de estos aceites naturales es que aportan un aroma relajante a la piel, además de cuidarla del maltrato del sol otros agentes externos del medio ambiente.

Claro, al usar estos aceites deben considerar algunas precauciones. A pesar de ser naturales y sin aditivos tóxicos, algunos pueden alterar ciertos tipos de piel, en especial, las que son sensibles.

Es por eso que si notas alguna reacción extraña no dudes en acudir a un dermatólogo y seguir sus recomendaciones.

En la actualidad, los aceites que no son recomendables para las embarazadas con los que poseen ingredientes como las cetonas, las uterotónica o con una elevada concentración en fenoles, aldehídos aromáticos como mentol o eucalipto.

Algunos de estos aceites naturales pueden ayudarte a combatir las estrías y que durante el embarazo son muy normales, 9 de cada 10 mujeres pueden tenerlas.

Los más recomendados

Entre los aceites naturales recomendados para las embarazadas encontramos una larga lista con maravillosas propiedades para el cuidado de la piel.

Aceite de Argán

El aceite de Argán lo puedes utilizar como parte de tu rutina de cuidado diario. El aceite de Argán lo puedes utilizar como parte de tu rutina de cuidado diario. - Pixabay

El aceite de argán reduce las arrugas con el uso regular, ya que es hidratante y refrescante. Sus antioxidantes lo convierten en un producto anti-envejecimiento perfecto para las mujeres embarazadas. También aumenta la elasticidad de la piel.

Aceite de almendras dulces

Este aceite se obtiene del fruto del almendro. La almendra dulce, rica en antioxidantes, vitamina E y nutrientes esenciales. Además, el aceite de almendras está compuesto por grasas monoinsaturadas, ácido oleico y ácidos linoleicos (como el omega 3 y 6).

Su color es casi transparente, con toques amarillos o dorados y su aroma es muy dulce. Retiene la humedad de la piel y la mantiene hidratada. Lo puedes utilizar como parte de tu rutina de cuidado diario.

Aceite de aguacate

Este aceite puede ser un gran aliado en el cuidado de la dermis. Y es que, su aceite está compuesto de ácidos grasos Omega-3 y vitaminas A, D, y E, que proporcionan una gran cantidad de beneficios para la piel.

Los ácidos grasos esenciales y el ácido oleico que forman parte del aguacate pueden promover la síntesis de colágeno, que es el responsable de la creación de un nuevo tejido conectivo. Asimismo, los ácidos grasos esenciales también ayudan a reducir la inflamación en el proceso de curación de heridas.

Aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta contiene ácidos esenciales como el omega 6, omega 3 y linoléico. El aceite de rosa mosqueta contiene ácidos esenciales como el omega 6, omega 3 y linoléico. - Pixabay

Es uno de los aceites regeneradores e hidratantes más potentes para la piel: ayuda a la eliminación de manchas, cicatrices y estrías. Contiene ácidos esenciales como el omega 6, omega 3 y linoléico, y antioxidantes y vitaminas como la vitamina A.

Aceite de centella asiática

Se le considera un tesoro natural para el cuidado de la piel. Es un potente cicatrizador de la piel. consigue difuminar las marcas de acné. Hidratante y nutritiva, mejora la elasticidad de la dermis.

Aceite de jojoba

Este aceite es muy útil para recuperar la elasticidad de la piel en el postparto. Tiene además propiedades antioxidantes y se considera un producto muy valioso para prevenir las arrugas y neutralizar los radicales libres. Se recomienda mucho como remedio para el acné y para tratar pieles grasas y sensibles.

Aceite de Karité

El aceite de karité tiene un gran poder de hidratación. El aceite de karité tiene un gran poder de hidratación. - Pixabay

El aceite de karité tiene un gran poder de hidratación y nutrición que mejora la elasticidad de la piel, a la vez que la repara y la regenera gracias a su contenido en vitamina F.

Ayuda a suavizar la piel, hidratarla y mejorar su apariencia, puedes aplicar este aceite después del baño y antes de acostarte, puedes aplicar este aceite si ya aparecieron algunas estrías.

3 ejercicios de yoga para mantener el cuerpo y la mente relajados durante el embarazo

Incorpóralos a la rutina diaria y verás como tu organismo y tu cerebro te lo agradecerán

Mas de este tema:

Cuidados para prevenir el síndrome de placenta envejecida en el embarazo

3 ejercicios de yoga para mantener el cuerpo y la mente relajados durante el embarazo

Aprende a combatir la ansiedad y depresión en el embarazo o tu bebé podría correr riesgos