logo
Julie Newman / AgenciasMujer finge tener cáncer terminal para que le paguen su boda y demuestra lo peor de la sociedad
Lifestyle 09/02/2021

Mujer finge tener cáncer terminal para que le paguen su boda y demuestra lo peor de la sociedad

Los compañeros costearon el evento del matrimonio, los regalos y la noche de bodas.

El cáncer es una enfermedad que puede conmover a cualquiera. Cuando una persona recibe el diagnóstico y su entorno lo sabe el primer pensamiento que se le viene a la mente es la muerte de ese ser querido. De esto precisamente se aprovechó Julie Newman, una mujer de 54 años del Reino Unido.

Newman les dijo a sus compañeros que se encontraba en una fase terminal por esta patología oncológica y que su último deseo era casarse.

Consternados todos los amigos de su entorno laboral, realizaron una colecta de dinero y se la entregaron a Julie. El problema es que realmente se trataba de un chantaje emocional que cuesta creer.

Julie Newman, la mujer que fingió tener cáncer para que sus amigos pagaran su boda

Julie Newman  manipuló a sus compañeros diciéndoles le quedaba apenas un año de vida, tras ser diagnosticada con cáncer terminal de mama.

Todos se apuraron en reunir los recursos para cumplir el anhelado deseo de su amiga: Contraer nupcias con su pareja de David Parker de 55 años.

La mujer aseguró que el gran sueño de su vida era casarse antes de morir ¿Quién no había aportado algo al saber que una persona cercana está al borde la muerte y pide un último deseo?

Julie Newman

Julie Newman junto a su esposo David Parker en la celebración de la boda.

La macabra realidad descubierta

Con la colecta recogida, los compañeros de Julia Newman pagaron el evento del matrimonio, así como los regalos y todo lo necesitado para la noche de bodas.

Lo extraño es que pasó el año y los amables amigos de la supuestamente moribunda mujer cada vez la veían más rozagante de salud, contrario a lo que puede ocurrir con una persona enferma de cáncer terminal. Esto les comenzó a levantar sospechas.

Julie Newman

Las flores se marchitaron, pero Julie seguía más rozagante que nunca.

Luego de varios meses y al ver que la salud de Julie no se deterioraba, decidieron confrontarla con el miedo a que pudiera estar en un tratamiento paliativo o que su cuadro clínico hubiese mejorado. Nadie podría creer que alguien tuviera una idea tan macabra para recolectar dinero y menos para un evento que tenía un sentido trascendental en la sociedad como lo es un matrimonio.

“Le pregunté a Julie tres veces si tenía cáncer y finalmente se derrumbó y admitió que había mentido”, expresó la administradora del lugar que quedó pasmado con la respuesta.

Ante todos los compañeros, Julie Newm aceptó, entre lágrimas, que había fingido todo para no pagar la ceremonia.

La pareja fue detenida y declarada culpable de fraude ante el tribunal de magistrados de Tameside (Inglaterra).

El caso de Julie demuestra lo peor de la sociedad

¿Hasta dónde podemos llegar solo por el banalismo de una persona? ¿Por qué Julie no pudo hablar con la verdad y decir que no tenía cómo pagar la boda? ¿Cómo pudo jugar con algo tan importante? ¿Qué lección nos deja esto a la sociedad?

De acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se diagnostican 1,38 millones de nuevos casos de cáncer y 458.000 muertes por cáncer de mama. El cáncer de mama es, por lejos, el más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en aquellos en desarrollo.

Julie Newman

Cada año 458.000 muertes por cáncer de mama, Julie Newman se burló vilmente de toda la sociedad.

Muchas familias han sufrido la desesperación de ver con impotencia padecer y morir a un ser querido por esta enfermedad. No solo sus compañeros, tanto los fallecidos como los familiares de pacientes con cáncer de mama fueron vilmente burlados por la mentira y manipulación de Julie Newman.

La historia se ha vuelto viral, parece sacada de una película y demuestra lo peor de la sociedad.

 

También te puede interesar: 

Te recomendamos en video: