Conoce los beneficios (y desventajas) de dormir con tu perro en tu cama

Dormir con tu perro en tu cama puede traerte muchos beneficios de sueño, pero también tiene sus lados negativos que debes conocer

Si eres de las chicas que les gusta dormir con su perro, déjame decirte que entras en un gran porcentaje de personas que también aman hacer esto, de hecho, el 56% de los dueños de mascotas lo hacen, según un estudio. Pero así como trae sus beneficios, también tiene sus desventajas.

Acurrucarte con tu amigo de cuatro patas se siente bien, te puede ayudar a sentirte más segura y a crear un vínculo más fuerte con él, pero no estás exenta de problemas. Aquí te dejamos todo lo bueno y lo malo que conlleva llevar a tu mascota a la cama contigo.

Beneficios potenciales de dormir con tu perro en tu cama

Puede influir de manera positiva en la calidad del sueño

Según reseña el portal Healthline, tener un perro en la cama puede afectar tu sueño de manera positiva. Por supuesto, hay otros factores que contribuyen, como la cantidad de personas y mascotas, el tamaño del peludo y el de la cama. Todo tiene que sincronizarse.

perros

Un pequeño estudio encontró que las personas logran conseguir un sueño reparador con un perro en el dormitorio. Otra investigación arrojó que, en comparación con los gatos y otras personas, se percibía que los perros en la cama interrumpían mucho menos a la hora de dormir con ellos.

Si te despiertas renovada y no estás fatigada durante el día, es probable que tu perro sea un buen compañero para dormir.

Proporciona comodidad y seguridad

Una encuesta realizada a mujeres adultas mostró que un perro en la cama está asociado con la comodidad y la seguridad, incluso más que dormir con otra persona o un gato. Es algo que te hace sentir bien, especialmente si estás sola o separada de tu perro la mayor parte del día.

Aumenta la salud mental

Las mascotas ayudan a aliviar el estrés y la ansiedad. Fomentan las conexiones sociales y emocionales, que pueden afectar el estado de ánimo y la salud mental en general.

Perros Aunque no lo creas, las mascotas tienen el poder de disminuir la ansiedad y estrés que generalmente aumenta en esta etapa de tu vida debido a las hormonas y preocupaciones - Pexels

De hecho, un estudio demostró que las interacciones entre humanos y animales pueden brindarte beneficios relacionados con el estrés como regular los aumentos de cortisol y nivelar el ritmo cardiaco y la presión arterial.

También hay evidencia de que llevar a tu mascota a la cama puede ayudarte a reducir los factores relacionados con el estrés como la epinefrina y la noradrenalina, mitigar tu rabia, además de mejorar la empatía y la confianza en los demás.

Posibles efectos secundarios y riesgos de dormir con tu perro en tu cama

Puede ser un problema si tienes sueño ligero

Tener un perro en la cama puede ser un problema si tienes el sueño ligero. Un estudio arrojó que puede perturbar potencialmente tu descanso reparador, pero lo curioso del caso es que estas personas rara vez recuerdan haberse despertado debido al movimiento del perro. Esta investigación se realizó en una muestra muy pequeña de mujeres y es posible que no se aplique a una población más amplia.

Además, si tu perro ronca, babea o sobrecalienta la cama probablemente no sea un compañero ideal para dormir. Es posible que te despiertes todavía más cansada o con ganas de una siesta durante el día.

Puede agravar las alergias

Las mascotas pueden transportar alérgenos como el polvo y el polen a tu cama. Esto puede agravar las alergias y el asma, eso sin mencionar que si el exceso de pelo del animal te afecta, entonces podría ser más una desventaja que un beneficio.

Perro solo en casa

Puede propagar enfermedades

Las bacterias, los parásitos y los hongos pueden transmitirse de perros a humanos. Los gérmenes se pueden propagar a través de tocar las heces o rastros diminutos de ellas que puedan quedar en tu cama, que te lama la cara o una herida abierta o con arañazos accidentales.

Sin embargo, el riesgo de enfermedad por dormir con su mascota es bajo, y la mayor parte del riesgo proviene de pulgas y garrapatas y también por infecciones de la piel por ácaros

Pueden causar lesiones

Un perro dominante o agresivo en el dormitorio es un riesgo significativo de mordeduras o golpes, sobre todo si es de una raza grande. Esto se debe evaluar con mucho más detenimiento si hay un niño en la ecuación.

Más de este tema:

Evita dar estos alimentos a tu perro: pueden causarle graves enfermedades

Beneficios de estar acompañada por un perro durante el embarazo

Te recomendamos en video