Lifestyle

Lady Gaga sin maquillaje demuestra la importancia de cuidar tu piel a los 30 años

Lady Gaga se ve completamente diferente sin una sola gota de maquillaje

Lady Gaga es una de las figuras del espectáculo más populares y exitosas de los últimos años. No sólo posee una poderosa voz sino que además compone, toca instrumentos y actúa. Si algo ha caracterizado a la cantante es su excentricidad que la hace tan auténtica dentro y fuera del escenario.

Eso sí, cuando se trata de darse un respiro, Gaga no duda en descansar del maquillaje y los elaborados peinados y vestuarios con los que suele ser vista.

Recientemente compartió en su cuenta de Instagram una fotografía en donde se muestra sin una gota de maquillaje, dejando ver lo perfecta que se ve su piel.

lady gaga
Instagram/ Lady Gaga

¿El secreto? ¡Una rutina de skin care!

Antes de esa imagen, Gaga reveló que no había nada más importante para ella que encontrar la rutina adecuada para consentir a su piel, especialmente cuando la sometemos a maquillajes que terminan siendo demasiado pesados con los años.

«El primer paso para un buen maquillaje es #cuidado de la piel Soy un hada súper nerd🧚‍♀️ sobre esto. Creo que casi todos los problemas de la piel se deben a la alteración de la barrera cutánea y el microbioma. Mi truco es usar soluciones que equilibren mi piel al interrumpir cualquier inflamación causada por radicales libres o productos. Entonces … utilizo productos que desarrollo … exclusivamente para mí». 

A sus 34 años Gaga luce una piel suave y tersa y aunque de vez en cuando sufre de brotes de acné y de las odiosas ojeras, ha dejado claro la importancia de cuidarnos al llegar a cierta edad.

Sí, una aún es joven cuando llega al llamado tercer piso pero es innegable que la piel comienza a reflejar los estragos de los años vividos. 

A finales de los 20, es posible que ya hayas notado algunos cambios en tu cuerpo. Necesitas dormir más para funcionar, las resacas son mucho más extremas y tu estómago simplemente no responde bien a ciertos alimentos. Tu piel también está pasando por una transición durante este tiempo.

Lady Gaga ha ganado múltiples premios e incluso se coló entre los grandes del cine luego de interpretar a Ally en A Star is Born junto a Bradley CooperSin embargo, a veces el mundo parece concentrarse únicamente en su físico.

Ahora se ha concentrado en lanzar su propia línea de skin care para mostrarle al mundo que no hay nada más importante que la naturalidad pero que incuso para ello, es importante cuidarse y ser un poco vanidosas y sobretodo meticulosas

Después de los 30, es posible que experimentes más resequedad e irritación que nunca. Sin mencionar que las manchas y puntos negros parecen surgir de la nada. Pero todo esto es perfectamente normal, según los dermatólogos.

Es entonces cuando puedes (y debes) hacer algunos ajustes simples en tu rutina de cuidado de la piel para que todo vuelva a sincronizarse.

La renovación de las células de la piel se ralentiza a partir de los 20 años. Para cuando llegas a los 30, las nuevas células son visibles cada 28-35 días, mientras que una vez volvían cada 14 días más o menos cuando eras niña. Otro efecto secundario molesto de ralentizar la renovación de la piel es que la capa superior de la piel tiene más dificultades para mantenerse hidratada de forma natural.

La piel se recupera con menos facilidad de la inflamación, las proteínas importantes como el colágeno y la elastina se descomponen más rápido y se produce menos y el azúcar que rellena la piel que se encuentra naturalmente, conocido como ácido hialurónico, comienza a disminuir.

¿La solución? Optar por productos que hidraten, limpien y exfolien tu piel, además de tener una buena alimentación y rutina de sueño. No olvides consultar siempre a tu dermatólogo para que te de un tratamiento adecuado.

Más de este tema

Las críticas a Yalitza Aparicio por vestirse como Selena demuestran el lado más cruel de las redes

Lady Gaga demuestra lo que las mujeres que «suben de peso» deben soportar

Te recomendamos en video

 

 

Tags

Lo Último


Te recomendamos