logo
7 veces que Amy Adams ha sorprendido con sus transformaciones en pantalla
Espectáculos 19/05/2021

7 veces que Amy Adams ha sorprendido con sus transformaciones en pantalla

Amy Adams es una de las actrices más camaleónicas del momento

Amy Adams es sin duda la actriz del momento pero al igual que sucedió con Leonardo DiCaprio antes de The Revenant, ha sido nominada múltiples ocasiones y no se ha llevado un sólo Oscar.

Esto ha creado un sentimiento incómodo de que Amy es “un genio de la actuación extrañamente subestimado”. No cualquiera obtiene seis nominaciones al Oscar pero ¿cuándo será que la Academia le de su muy merecida estatuilla?.

Ella es una actriz mu solicitada en Hollywood por su capacidad camaleónica de transformarse por completo para interpretar el papel que le pongan.

Quizá Amy se encuentra en un campo reservado para un nivel específico de talento de Hollywood pero la realidad es que está ligeramente subestimada considerando las potentes actuaciones que ha dado a lo largo de su carrera.

Aquí te dejamos 5 veces que Amy sorprendió con sus transformaciones en pantalla.

La mujer en la ventana

La película está basada en la novela de A.J. Finn y trata sobre una mujer agorafóbica (Adams) que vive en la ciudad de Nueva York que cree haber sido testigo de un crimen horrible al otro lado de la calle mientras espiaba la casa de sus vecinos.

Hillbilly, una elegía rural

La cinta es una historia basada en la autobiografía de J.D. Vance titulada Hillbilly Elegy: A Memoir of a Family and Culture in Crisis. Amy interpreta a Beverly “Bev” Vance, una red neck semianalfabeta, adicta al uso de sustancias múltiples, promiscua, depresiva y violenta. Adams sufrió una seria transformación que la hizo casi irreconocible.

Big Eyes

En “Big Eyes” (2014), Amy asumió el papel de la artista estadounidense Margaret Keane, quien hizo famosos retratos de personas con ojos grandes. Para transformarse en Margaret, la actriz se volvió rubia platino y adoptó las tendencias de los años 50 y 60. Su impresionante actuación le valió un Globo de Oro a la mejor actriz en una comedia cinematográfica o musical.

Vice

En 2018, Amy Adams se transformó en otra persona de la vida real: la ex segunda dama Lynne Cheney, esposa del vicepresidente Dick Cheney desde los 20 a los 70 años. La actriz lució un bob rubio corto y requería horas en la silla de maquillaje, especialmente cuando representaba a Lynne como una mujer mayor. Amy obtuvo una nominación al premio SAG por su actuación.

American Hustle

En la cinta ambientada en los 70, Amy Adams tuvo que recurrir al permanente y todo para transformarse en Sydney Prosser, quien también se hizo pasar por Lady Edith Greensly, una británica adinerada. Su personaje ayuda a Christian Bale Irving Rosenfeld a estafar a la gente. Amy obtuvo una nominación al Oscar por su trabajo en la película de 2013.

Julie & Julia

La transformación de Amy en “Julie y Julia” de 2009 fue una de las mejores hasta ahora. Dejó su larga y pelirroja cabellera para lucir un diminuto corte en tono castaño para interpretar a Julie Powell, una mujer descontenta con su trabajo de que se propone hacer todas las recetas de la chef Julia Childs y escribir un blog que documente sus aventuras culinarias.

Encantada

En medio de la emoción que ha causado el anuncio de la segunda parte de Encantados de Disney, vale la pena recordar cuando Amy se transformó en una princesa de cuento que trata de encajar en el mundo real. Para interpretar a la confundida realeza de la tierra ficticia de Andalasia, Amy se puso hermosos mechones largos en su característico tono rojo y lució una gran cantidad de vestidos ampones, además de que mostró su habilidad para cantar.

Más de este tema

Te explicamos 5 misterios de “La mujer en la ventana”, la película de la que todos hablan

Piden justicia por Amy Adams al perder una vez más un premio a pesar de sus increíbles actuaciones

Amy Adams, la actriz que vive la misma maldición que Leonardo Di Caprio

Te recomendamos en video