logo
Seis ventajas lujosas de ser un miembro de la realeza británica
Realeza 14/05/2021

Seis ventajas lujosas de ser un miembro de la realeza británica

Vivir dentro de la realeza británica abre un largo pasillo de privilegios.

Una de las monarquías más antiguas del mundo es sin duda la realeza británica, encabezada por la reina Isabel II de Inglaterra.

Dicha monarquía es una de las más ricas del planeta, por lo que sin dudas y no cabe la menor duda, es una de las más lujosas y envidiadas.

A pesar de que dentro de la realeza británica existen estrictas reglas, normas y protocolos para ser fiel a la corona, siendo algunas sumamente absurdas y sin sentido; lo cierto es que existen otra larga lista de beneficios y ventajas que equilibran la balanza.

Ventajas lujosas

Vivir dentro de la realeza británica abre un largo pasillo de privilegios que muy pocos mortales en este mundo tienen la oportunidad  de experimentar en esta vida.

Te presentamos los privilegios más lujosos de ser un miembro de la realeza británica y que tal vez desconocías:

Vivir en un palacio

Sin lugar a dudas, esta es la ventaja más obvia y lujosa de ser miembro de la realeza británica: vivir en un palacio como el de los cuentos de hadas.

En la actualidad, el Palacio de Buckingham es el hogar principal de la Reina y del fallecido príncipe Felipe, así como de todo su personal.

El palacio posee 828.820 pies cuadrados en Londres tiene 775 habitaciones, incluidas 19 salas de estado, 52 habitaciones reales y de invitados, 92 oficinas y 78 baños, así como obras de arte, muebles deslumbrantes y todas las comodidades que un miembro de la realeza podría pedir.

Sin embargo, aunque vivir en un palacio puede parecer un cuento de hadas, tiene sus desventajas. Las normas son muy estrictas y todo se rige por horarios y protocolos que se deben cumplir al pie de la letra.

En el caso del príncipe William y Kate Middleton, ambos duques de Cambridge, y sus tres hijos (George, Louis y Charlotte) todos viven en el Palacio de Kensington en Londres, cerca del Palacio de Buckingham.

Su departamento de cuatro pisos cuenta con 20 habitaciones que incluyen tres recámaras principales, vestidores, guarderías y cuartos para el personal.

Todo lo hacen por ti

Al ser un miembro de la realeza tienes un séquito de personas que hacen todo, absolutamente todo por su bienestar.

Incluso, personal que ha trabajado en el Palacio de Buckingham ha revelado que la reina Isabel tiene cuatro mayordomos a su disposición para ayudarla diariamente a ponerse sus zapatos.

Si los zapatos son nuevos, un lacayo usa los zapatos de Su Majestad para asegurarse de que estén cómodos y de que siempre esté lista para ir.

Otros informes también revelan que el príncipe Carlos tiene un mayordomo para exprimir la pasta de dientes en su cepillo de dientes todas las mañanas.

Dentro de este mundo de excentricidades, el Príncipe Carlos también exige que una persona planche todos los días los cordones de sus zapatos.

Los niños tienen toda una casa de juegos

Los niños de la realeza británica tienen un lugar exclusivo para jugar. En el caso de los hijos del príncipe William y la duquesa Kate Middleton, los pequeños George, Louis y Charlotte tienen a disposición el Royal Lodge para jugar cuando lo deseen.

Entregada a una joven reina Isabel por el pueblo de Gales en la década de 1930, la casa de juegos de dos pisos para los niños de la realeza se encuentra en los terrenos del Royal Lodge en Windsor. A lo largo de las generaciones, los hijos y nietos de la realeza han jugado dentro de The Little Cottage.

No deben pagar facturas

La reina Isabel II, sus hijos y nietos, así como sus herederos, no tienen que pagar facturas.

Todas las facturas son pagadas por la Subvención Soberana, una subvención “proporcionada por el Gobierno a la Casa Real en apoyo de las funciones oficiales de la Reina y los que representan a la soberana”, según el sitio web oficial de la familia real.

La subvención proviene del tesoro y está financiada por los contribuyentes.

La subvención también cubre el mantenimiento y conservación de las residencias de la familia real, así como los salarios de los empleados que allí trabajan.

Aunque Isabel II no está obligada legalmente a pagar impuestos, realiza pagos voluntarios sobre ingresos, activos y ganancias que no se utilizan para fines oficiales.

Los miembros de la realeza británica también están exentos de impuestos, sin embargo, la gran mayoría, como el príncipe William, paga voluntariamente sus impuestos sobre la renta sobre todos los ingresos del patrimonio.

Acceso a infinidad de joyas

Las mujeres royals de la familia real tienen acceso a joyas, coronas y vestidos opulentos de valor incalculable.

Kate Middleton, actual duquesa de Cambridge,  usa con frecuencia piezas de reliquia heredadas de la princesa Diana de Gales y la reina Isabel II, que en realidad no tienen precio.

Las piezas de joyería real más famosas que ha usado la duquesa incluyen la tiara de nudo de la amante de la princesa Diana y su anillo de compromiso de zafiro y diamantes.

Meghan Markle, antes de que ella y el príncipe Harry salieran de la familia real y se mudaran a Estados Unidos, también usó con frecuencia reliquias reales mientras asistía a eventos oficiales.

Ninguna celebridad se les resiste

Los miembros de la realeza tienen el poder y el estatus de conocer a las celebridades más famosas del mundo. Nadie se lo podría negar.

La princesa Diana, por pertenecer a la realeza conoció y se hizo una gran amiga de varias celebridades, como Elton John, Freddie Mercury, Christy Turlington, Cindy Crawford y Naomi Campbell.

Los miembros de la realeza no necesitan pedir ser incluidos en ningún evento de lujo. Las invitaciones llegan a montón y se pueden dar el lujo de rechazar su participación.

En el caso del príncipe William y Kate Middleton, a ellos les encanta asistir a los Premios de Cine de la Academia Británica, conocido como los BAFTA.

Meghan Markle también asistió a los premios British Fashion Awards 2018. Para la ocasión, lució un impresionante vestido de un solo hombro personalizado de Givenchy para presentar a Clare Waight Keller, la ex directora creativa de Givenchy y diseñadora del vestido de novia de Markle, con el premio al Diseñador Británico del Año.

Mas de este tema:

El hermoso vestido étnico de la infanta Sofía y que es un guiño al color de su mamá

Estampado de negro y blanco, así nos enseña la reina Letizia cómo usarlo

El vestido con transparencias con el que Kate Middleton rompió las reglas de la realeza

Te recomendamos en video: