Realeza

Seis miembros de la realeza británica que tienen trabajos reales

Uno de los últimos en sumarse a la lista fue el príncipe Harry, sexto en la línea de sucesión.

Los miembros directos de la corona británica tienen un trabajo único: el de servir y representar a la institución, en especial, a la reina Isabel II de Inglaterra.

Esta regla la cumplen directamente ciertos miembros como lo son el príncipe Carlos y su esposa, Camilla de Cornualles; Kate y el príncipe William de Cambridge, así como la princesa Ana o el duque de York, el príncipe Andrés.

En el caso del resto de los miembros de la familia real que no trabajan para la corona, sí que pueden labrar carreras y profesiones al margen, aunque siempre dentro de unos límites y respetando a la corona británica sin ponerla en peligro.

La realeza que trabaja duro

A pesar que algunos de los miembros de la corona poseen sus títulos y los nombres de “príncipes” o “princesas”, ellos se mantienen al margen y trabajan como cualquier otra persona normal, además de recibir ingresos por la labor que realizan.

Uno de los últimos que renunció a su título de la realeza para trabajar como una persona “común y corriente” en Estados Unidos, fue el príncipe Harry, nieto de la reina Isabel y que ocupa el puesto número seis en la línea de sucesión al trono británico.

Te presentamos los seis miembros de la familia real británica que poseen trabajos:

Príncipe Harry, coaching sobre la salud mental

Después de dar un paso atrás de los deberes reales de alto nivel con su esposa Meghan Markle, el príncipe Harry anunció, semanas atrás que, a sus 36 años, será el director de impacto en BetterUp, una startup (empresa emergente) que se enfoca en servicios de salud mental.

En el cargo, el Príncipe Harry se centrará en “decisiones de estrategia de productos y contribuciones caritativas, y aboga públicamente por temas relacionados con la salud mental”, reseñó The Washington Post.

También se informó que el propio príncipe Harry le pidió a sus compañeros de trabajo que no se dirigieran a él por su título real: duque de Sussex.

“Tengo la intención de ayudar a crear un impacto en la vida de las personas”, dijo Harry a The Washington Post.

“El coaching proactivo ofrece infinitas posibilidades para el desarrollo personal, una mayor conciencia y una vida mejor en todos los aspectos”, añadió.

Beatriz, la princesa que trabaja en negocios y finanzas

La princesa Beatriz, a sus 32 años, tiene un título en historia de Goldsmiths  en la Universidad de Londres. Después de la escuela, comenzó a trabajar en Sandbridge, una firma de capital de riesgo, como asociada.

Más recientemente, la princesa se convirtió en vicepresidente de asociaciones y estrategia de Afiniti, una empresa de software y relacionada con otros productos tecnológicos.

“Beatrice es responsable de la gestión de las asociaciones estratégicas de Afiniti, así como del crecimiento de la empresa a través de iniciativas únicas y desarrollo de clientes”, se puede ver en su biografía en el sitio web.

Peter Philips, nieto de la reina Isabel, experto en gestión deportiva

Hijo de la princesa Ana, Peter Philips no recibió un título de la realeza cuando nació a pesar de ser el nieto mayor de la reina Isabel II.

Él ha trabajado en varios puestos en algunas industrias. Primero, laboró en Jaguar Racing y Williams Racing como gerente de cuentas. Luego pasó siete años trabajando en el Royal Bank of Scotland.

En 2012, Philips fundó Sports & Entertainment UK Ltd, que es una empresa de gestión deportiva en Londres bastante exitosa dentro del mundo empresarial.

“Peter continúa liderando la agencia cada vez más fuerte con SEL UK construyendo su cartera de eventos y clientes en una amplia gama de plataformas con cada año que pasa”, se lee en el sitio web de la compañía.

La princesa Eugenia, asesora en una Galería de Arte

La princesa Eugenia obtuvo su título en Historia del Arte y en Inglés en la Universidad de Newcastle antes de ingresar al mundo del arte.

Ella primero trabajó para una empresa de subastas en línea llamada Paddle8 y ahora es directora de Hauser and Wirth , una galería de arte en Londres.

Beatriz le dijo a Harper’s Bazaar en 2106 que sus deberes diarios son “planificar proyectos especiales, apoyar a los artistas en la galería y administrar eventos”.

“He amado el arte desde que era muy pequeña. Sabía que definitivamente no sería pintora, pero sabía que esta era la industria para mí”, dijo la princesa Eugenia que actualmente tiene 31 años.

David Armstrong-Jones, sobrino de Isabel II, es fabricante de muebles

Como hijo de la princesa Margret, Armstrong-Jones se convirtió en conde de Snowdon en 2017 después de la muerte de su padre.

Pero, en 2021, el vizconde Linley continúa trabajando fuera de su título real. Es un fabricante de muebles y comenzó su propio negocio en 1982, llamándolo David Linley. Elton John y Valentino han comprado algunos de sus diseños.

Sophie Winkleman, actriz británica

En 2009, Sophie Winkleman se casó con Lord Frederick Windsor, el hijo del primo hermano de la reina Isabel II, el príncipe Michael, y se convirtió en Sophie “Lady” Frederick Windsor.

Sin embargo, decidió no tomar oficialmente el nombre de Windsor para poder seguir actuando en series y películas, algunas de ellas en Hollywood.

Ella consiguió el papel del personaje Zoey en la novena y décima temporada de “Two and a Half Men” sin nunca revelar que era de la realeza británica y que poseía un título.

“Las personas en Estados Unidos no sabían nada al respecto, porque solo veían a Sophie Winkleman en la hoja de vida. Yo hacía las audiciones y luego conseguía algún que otro trabajo”, dijo Winkleman en una entrevista en 2015.

Mas de este tema:

Esto es todo lo que sabe hasta ahora de la nueva hija de Harry y Meghan

Con los pantalones puestos, los mejores looks de la reina Letizia este 2021

Todas merecemos a alguien que nos mire como William a Kate en su décimo aniversario de bodas

Te recomendamos en video:

Tags

Lo Último


Te recomendamos