La dura historia de la mamá de la princesa Diana que marcó su vida para siempre

No solo el príncipe Carlos fue un tormento para Lady Di.

Mucho se ha hablado del gran sufrimiento de la princesa Diana por casarse con el hombre equivocado. Su relación con el príncipe Carlos fue realmente tormentosa. No obstante, pocos se han detenido a hablar del otro infierno de Lady: Frances Roche, su madre.

La llamada princesa del pueblo estaba a destinada a ser un ícono cuando un trágico accidente le arrebató la vida. Se ganó el cariño del mundo entero por su carisma y su sentido humano.

Diana Spencer sufrió de depresión y trastornos alimenticios. Podríamos creer que lo tuvo todo para ser feliz, pero no fue así.

La princesa Diana tuvo una relación tormentosa con su madre La princesa Diana tuvo una relación tormentosa con su madre. - Agencias

El abandono materno de la princesa Diana y una relación tormentosa

Cuando la princesa Diana contaba con apenas 6 año su madre los abandonó a ella y a sus otros tres hermanos.

Luego de 13 años de casada, con Johnn Spencer, Frances Roche se fugó con otro hombre: Peter Shand Kydd, un empresario australiano. Por él dejó al conde de Spencer y a también sus cuatro hijos.

La princesa Diana junto a su hermano Charles Spencer La princesa Diana junto a su hermano Charles Spencer - Agencias

Todo se convirtió en un escándalo tal que que la abuela materna de Diana, es decir, la propia madre de Frances, testificó en favor de su yerno en el juicio del divorcio de la pareja, quien continuó con su vida y se casó en 1969.

La relación de la princesa Diana con su madre fue siempre complicada. Tal y como reveló la propia Lady Di en entrevistas a Andrew Morton que sirvieron para escribir su gran éxito ‘Diana: su verdadera historia’.

Su mamá apareció tarde en su vida y la hizo sufrir mucho con su boda con Carlos, cuyo enlace aseguraba que sería una presión insoportable para ella.

Años de turbulencias

La relación entre la princesa Diana y su madre llevaba ya años de turbulencias acumuladas. Lady Di aseguró que su infancia fue traumática para ella y su hermano pequeños.

De acuerdo a su testimonio no solo tuvo un gran sufrimiento con la separación de sus padres. También fue testigo de cómo el entonces duque de Spencer abofeteaba a su madre.

Charles confesó los motivos de la mala relación entre Lady y su mamá: “Mi madre estaba enamorada de otra persona, encaprichada, más bien. Mientras recogía sus cosas para irse, le prometió a Diana que volvería para verla”.

“Diana solía esperarla en la puerta de entrada de casa, pero ella nunca volvió”, reveló el hermano.

El abandono fue un trago fuerte para Diana y luego de la boda real estuvieron casi cuatro años sin dirigirse la palabra y durante la última etapa de la vida de la princesa Diana, también hubo grandes acercamientos en la madurez.

Los expertos cuentan que unas vacaciones familiares en la isla de Richard Branson con los nietos pequeños de Frances y el divorcio de Carlos y Lady Di fueron dos etapas de unión entre ellas.

Un calvario que acompañó a Lady Di hasta la adultez

Tras su separación con el príncipe de Carlos su madre seguía metiéndose en su vida, la cuestionaba por salir con otros hombres y la llamaba para humillarla y llamarla prostituta.

Diana lloraba mucho. Sus sirvientes fueron testigos de ello. Frances cuando la llamaba siempre estaba ebria y, por su propia salud mental, la princesa decidió retirarla la palabra a su propia madre.

Aunque Lady tuvo muchas oportunidades para ser feliz, no lo fue. Se casó con el hombre más codiciado de Inglaterra, pero éste siempre estuvo enamorado de otra y, en palabras de la poca princesa Diana, su matrimonio fue de tres.

Pero el calvario no solo fue con su esposo, Lady tuvo que luchar con el abandono y la incomprensión desde que era apenas una niña.

Diana parecía tener todo para ser feliz, pero nunca fue así. Diana parecía tener todo para ser feliz, pero nunca fue así. - Agencias

 

También te puede interesar:

Te recomendamos en video: