Las lecciones que nos dejó Flor Silvestre y por las que su amor traspasará las fronteras de la muerte

La artista falleció rodeada de sus hijos y nietos y con el amor de todo México.

Una noticia empañó al mundo del espectáculo mexicano: Murió Flor Silvestre. Ella fue una mujer que deleitó con su talento más allá de las fronteras y cuya partida, a los 90 años, nos deja un gran hueco en el corazón.

Su corazón no pudo trabajar más y falleció rodeada de sus hijos y nitos en su rancho El Soyate, ubicado en Zacatecas. Aunque no está físicamente su legado permanecerá para siempre en nosotros. Te hablamos de las lecciones que nos dejó esta extraordinaria mujer:

Las lecciones de Flor Silvestre:

1.- Cuando se trabaja en lo que se gusta, realmente no se trabaja

Flor Silvestre fue una trabajadora incansable que siempre hizo su trabajo con amor. Transmitía su alegría a través de las pantallas y nos cautivó con su talento para la actuación y su melodiosa voz.

Su nombre real era Guillermina Jiménez Chabolla. Se considera una representante del cine de oro mexicano. Participó en películas como “El bolero de Raquel” y “Las Hermanas Karambazo”.

A la par, nos deleitó con su talento musical en géneros como el bolero y la ranchera. Entre sus canciones resaltan “Imposible olvidarte” y “Que dios te perdone”.

Desde muy joven. Flor Silvestre demostró que el trabajo con amor es uno de los mejores legados Desde muy joven. Flor Silvestre demostró que el trabajo con amor es uno de los mejores legados. - Agencias

2.- Nuestro talento sirve para ayudar a los demás

Flor Silvestre usó su talento para tocar corazones. Muchas personas que pasaban por momentos difíciles pudieron tomar fuerza escuchando las canciones de esta artista. Se sintieron identificados con sus temas y tomaron fuerzas para seguir adelante.

Esta mujer supo aprovechar las cualidades que la vida le dio para transmitir alegría y enseñarle al mundo que, pase lo que pase, no estamos solos en nuestros problemas. Siempre alguien ha pasado por algo similar y lo ha logrado superar.

3.- El amor va más allá de la muerte

La querida artista estuvo casada con el también cantante Antonio Aguilar. El murió en 2007, pero el amor quedó intacto en Flor. Siempre lo tuvo presente y demostró que la muerte solo es un traspaso a un plano mayor.

Ella pidió ser enterrada al lado de su gran amor y dio un ejemplo de que podían estar juntos por toda la eternidad. Una vez que dos corazones se unen no hay nada que pueda separarlos y la fidelidad puede acompañar a los amantes aún después de que uno de los dos parta físicamente.

Flor Silvestre y Antonio Aguilar Flor Silvestre y Antonio Aguilar. - Agencias

4.- La familia siempre está primero y debe estar unida

Flor Silvestre no solo fue una cantante y actriz destacada. También se dedicó a su familia y demostró la importancia de mantenerla. El amor prevalece por encima de los obstáculos.

La artista cinco hijos junto a su gran amor, Antonio Aguilar: Dalia Inés, Marcela Rubiales, Francisco Rubiales, Antonio Aguilar y Pepe Aguilar.

La familia se extendió con la llegada de los nietos, entre ellos entre ellos Majo Aguilar, Leonardo Aguilar y Ángela Aguilar.

5.- La Navidad es una gran oportunidad de fortalecer los lazos familiares

La Navidad está por llegar y, a pesar de su avanzada edad, Flor Silvestre, siempre enseñó a su familia la importancia de las fiestas como una oportunidad para demostrarse mutuo afecto y mantenerse unidad. Su hijo, Pepe Aguilar aseguró que anhelaba comer el suculento bacalao que preparaba su madre.

“Mi mamá siempre hace bacalao, pavo, pierna de jamón, tamales, romeritos, que no me gustan. Pero nunca podía faltar su famosísimo bacalao a la vizcaína, ¡no saben qué cosa tan buena!”, dijo su hijo en una reciente entrevista para el UNIVERSAL.

6.- Cuando se vive con amor, se despide con amor

A pesar de tener 90 años, ninguno de sus hijos y fanáticos se olvidó de Flor Silvestre. Al contrario, el amor que ella trasmitió vivirá por siempre en nuestros corazones.

Ella vivió y transmitió amor y murió rodeada de sus nietos y con el gran amor de todo México que la recordará por siempre. Flor destiló amor en cada una de sus vivencias y fue despedida con el mismo cariño que ella supo entregar y que no puede vencer ni siquiera la muerte.

 

Más de este tema:

 

Te recomendamos en video: