"El mañana no está prometido", la lección de Naya Rivera

Entre las últimas publicaciones que hizo Naya Rivera, hay un importante mensaje que nos pone a reflexionar

La noticia de la desaparición de Naya Rivera ha causado gran conmoción en el mundo del espectáculo.La actriz no sólo acaparó la atención por su personaje en la serie Glee sino además por la tierna relación que siempre mostró con su hijo Josey.

Según los reportes, Naya habría salido a dar un paseo en bote con el pequeño de cuatro años al lago Piru, ubicado al sur de California. Cuatro horas después, Josey fue encontrado solo, estaba dormido en el bote y no había rastro de su madre.

TAMBIÉN LEE: Policía da por muerta a la actriz de 'Glee' desaparecida Naya Rivera

El pequeño dijo "mamá saltó al agua pero no volvió a subir", lo que inició a un intenso movimiento por parte de las autoridades. Primero se declaró como "persona desaparecida" pero tras varias horas, cambió a "rescate de cuerpo".

Mientras tanto, en redes sociales hay un debate entre los usuarios sobre lo que pudo haber pasado con ella, sin llegar a una respuesta.

Tras desaparecer en un lago, continúa la búsqueda de la actriz de Glee.

Posted by Nueva Mujer on Thursday, July 9, 2020

Varios se han dedicado a indagar en sus redes sociales, en busca de pistas.

Mientras que unos dicen que su última publicación, una fotografía con su hijo, está ligada a una canción de Eminem que da la idea de un suicidio en un lago.  Otros encontraron una fotografía con un mensaje que nos ha puesto a reflexionar.

"No importa el año, la circunstancia o las luchas cotidianas, estar vivo es una bendición. Aprovecha al máximo hoy y todos los días que te den. El mañana no está prometido"

 

La vida amorosa de Naya no fue fácil pero el pequeño Josey sin duda se convirtió en su motor de vida. 

La actriz pasó por una época tormentosa al lado de su ex esposo Ryan Dorsey, con quien procreó a su primogénito. Mucho se habló sobre violencia doméstica en la la actriz fue acusada de maltrato hacia Dorsey. Esto los llevó al divorcio y a una batalla por la custodia del pequeño y a un sin fin de problemas para Naya.

TAMBIÉN LEE: La importancia de aprender a soltar para sanar un corazón roto

No, nadie tiene la vida comprada. Nadie sabe qué pasará mañana. 

Tener miedo de tomar riesgos, no te hace cobarde. Llorar no te hace débil. Eres humano, está permitido caer. Pero no dejes que tus dudas te aten. No asumas que "mañana" tendrás tiempo o que "mañana" será otro día. La vida es un instante y puede cambiar cuando menos lo esperes.

Es muy fácil pensar que el universo conspira contra nosotros pero al final del día, todo lo que nos pasa, lo que llega y lo que se va, es por algo. Agradece y recuerda que no estás sola. Siempre hay una salida, siempre hay quien te ame y te necesite.

El futuro es incierto para todos y eso asusta. Todos tus sentimientos, tu confusión y tu inquietud, son válidos, pero no te detengas a pensar demasiado que el tiempo no perdona. Suelta el pasado, planea pero no te preocupes demasiado por el futuro. Disfrutemos el hoy que mañana no sabemos si estaremos.

También lee: La maternidad es un aprendizaje constante y no tienes que sentirte presionada

Te recomendamos en video