logo
/ PinterestColores para atraer las buenas energías en la habitación
Deco 01/07/2021

Colores para atraer las buenas energías en la habitación

La tranquilidad y las energías positivas van de la mano con los colores. Es por esta razón que en el mundo de la decoración de los espacios interiores en el hogar, la selección de las tonalidades es fundamental para lograr ese “equilibrio” que requieres en la vida.

Y en esta oportunidad hablaremos con detalle de las combinaciones de colores pastel para los interiores.

Si vas a decorar o redecorar un espacio dentro de tu hogar debes entender lo más importante: cada paso que vayas a dar sea el certero.

Agradables a la vista

Como presentación inicial te podemos decir con certeza que los colores pasteles siempre resultan agradables a la vista y proporcionan cierta confortabilidad, como si percibiésemos el dulzor de su esencia, una experiencia que sentimos cuando vemos esas tonalidades en un pastel.

Ahora, existen múltiples variedades de colores pasteles: desde los cálidos hasta los fríos e, incluso, algunos son más llamativos que otros. Sin embargo, todos guardan un principio en común: la pérdida de intensidad.

Otras de las particularidades únicas de los colores pasteles y su combinación es que estén donde estén van a contribuir positivamente al espacio.

Igualmente, son colores apacibles y fáciles de trabajar.

Una combinación ganadora

Los colores pasteles se caracterizan por ser los tonos con más blanco de cada gama. Colores suaves y combinables entre ellos que dan un toque de color, sin romper la armonía de nuestro hogar.

A la hora de combinar estos colores podemos encontrar infinidad de posibilidades. Lo que más interesa es el proceso de unión de unos tonos con otros y la manera en que se integran visualmente en la decoración.

Acá te presentamos algunas ideas y propuestas que puedes considerar:

Si queremos disponer en tres puntos principales de una habitación con tres colores pasteles distintos, debemos ser conscientes de la elección que hagamos. No hay que olvidar que tendrán gran repercusión estética.

Los más comunes para combinar son el azul, el salmón y el beige. Con estos tres se pueden lograr maravillas en las estancias, en especial, en la habitación principal o sala.

Los colores pasteles fríos son más sutiles; siempre generan una sensación antiestrés. De ahí que los azules claros, los púrpuras o el turquesa estén ganando gran desarrollo en el mundo de la decoración.

Los colores pastel son ideales durante todas las temporadas, pero especialmente en primavera y en verano, porque encajan muy bien con la luminosidad y con los tonos naturales de estas estaciones.

Para incorporarlos al hogar puedes hacerlo a través de la pintura y también de los complementos textiles.

Una de las claves está en saber cómo combinarlos y así lograrás proporcionar a los espacios un aire personal y único.

Otra opción es agrupar tonos pastel de tonalidades parecidas. Así crearemos un efecto dulce y fluido cuando los aplicamos en capas.

Su delicadeza y elegancia permite usarlos incluso en los patrones más extremos sin perder su sensación de armonía.

Si siempre soñaste con una casa que te lleve a relajarte y puedas llamar hogar, el uso de la paleta pastel es una gran herramienta.

Los colores pasteles llaman a la relajación.

Solo es cuestión de elegir qué ambientes queremos decorar de esta manera. Y, una vez decidido esto, qué tono en cada lugar o espacio de la casa.

Siempre se pueden compensar los tonos pastel con tonos neutros y suaves.

Los tonos pastel dulces quedan muy bien cuando se compensan con colores más sólidos, como el gris plata o el azul marino oscuro.

Y finalmente los tonos pastel son geniales para transformar muebles gastados. En cualquier época del año, verde manzana suave para la primavera, amarillo manteca pálido para el verano, tono ostra para el otoño o un azul cielo claro para el invierno, pueden ser tonos perfectos para dar un aire renovado.

Si en esta cuarentena extendida pensaste en renovar con tonos pasteles, puedes comenzar por pequeños detalles.

Una manera es darle unas capas de pintura en colores pastel a los muebles. Sillas, mesadas o aburridas mesas de luz pueden cambiar de cara y modernizarse solo con unas pasadas.

También puedes elegir utensilios y accesorios en tonos pasteles que puedas combinar y sentirte cómoda sin que todo parezca un gran cupcake.

Rosa, celeste, verde pastel. Todos combinan a la perfección y dan un contraste delicado.

Mas de este tema:

Ideas para resaltar las salas pequeñas con el uso de modulares

Menos es más, cómo lograr una habitación acogedora para nuestro bebé

Lo que debes saber sobre los cuidados de la bugambilia

Te recomendamos en video: