Deco

Menos es más, cómo lograr una habitación acogedora para nuestro bebé

como decorar la habitación del bebé

La luz y la ventilación son importantes al momento de decorar.

Decorar el cuarto de nuestro bebé es un trabajo emocionante y una manera especial de darle la bienvenida a los más pequeños de nuestro hogar. Ahora, la habitación de la casa que se destine al cuarto del bebé debe cumplir ciertas premisas y características para satisfacer sus necesidades, tanto durante los primeros meses de vida como más adelante.

Al decorar la habitación de un bebé debes considerar ciertos puntos:

– Las dimensiones de la recámara y la organización de todo el espacio.

– La luz y la ventilación.

– Los tejidos y accesorios para la decoración del espacio.

Consejos en la decoración

Decorar la habitación de un bebé puede ser considerado por muchas mamás como una tarea laboriosa, difícil y compleja. Puede que sea así, pero es una de las labores más hermosas y llenas de amor que puedes hacer para darle la bienvenida a tu bebé a la familia.

Acá te presentamos algunos consejos al momento de decorar la habitación o dormitorio de un bebé:

No sobrecargar el espacio

Cuando comiences a decorar la habitación del bebé el consejo más acertado es no sobrecargar demasiado el espacio. Sigue esta norma: menos es más.

En la medida que el bebé vaya creciendo, bien sea niña o niño,  irá acumulando juguetes y otros artículos. Tomando en cuenta esto, la recámara no debe estar saturado de objetos.

La cuna perfecta

La cuna es una pieza imprescindible que no debe faltar en el cuarto de un recién nacido.

Y es que este accesorio no solo sirve como cama para que el bebé duerma, al contrario, es un elemento de seguridad que lo protege y sirve para su comodidad cuando está tomando una siesta o descansando en las noches.

Ahora, uno de los factores importantes que debes considerar al comprar una cuna es que sea segura. ¿La razón? tu bebé estará ahí dentro sin tu completa supervisión por estar haciendo otras tareas.

Estos son los principales requisitos y características de seguridad mínimas que debe tener la cuna del bebé:

– El colchón debe ser lo suficientemente sólido como para que tu bebé no se hunda cuando se acueste.

– La distancia entre los barrotes debe estar dentro del rango: 4 y 6 centímetros.

– La cuna debe ser rígida: Al cogerla de los extremos y moverla debe oscilar lo menos posible.

– El cabecero no ha de tener decoraciones que puedan herir a tu pequeño.

– El barniz y la pintura de la cuna deben estar libres de tóxicos.

– Los acabados deben estar lo suficientemente pulidos y encajados para que tu bebé no pueda lastimarse.

– Las paredes laterales de la cuna estarán formadas por barrotes con una altura de unos 70 u 80 centímetros y tendrán una separación que impida que el niño pueda sacar la cabeza.

Usa colores pasteles

La tranquilidad y las energías positivas van de la mano con los colores. Es por esta razón que en el mundo de la decoración de los espacios interiores en el hogar, la selección de las tonalidades es fundamental para lograr ese “equilibrio” que requieres en la vida de un bebé.

Los colores pasteles y su combinación en la habitación de un bebé pueden  contribuir positivamente al espacio.

Recuerda que la gama cromática de los colores pasteles siempre resulta perfecta para la decoración de una habitación infantil porque es suave, fresca y ligera, y tiene un sinfín de ventajas.

Esta es una forma de decorar con estilo y sin distorsionar el espacio con colores demasiado chillones.

Cuidar los metros cuadrados

Si la habitación del bebé es pequeña, evita usar colores oscuros y cortinas de color porque se comerán la luz, es preferible ponerlas blancas que combinan con todo y darán la sensación de ser un espacio más amplio, con más metros cuadrados.

Si no deseas que las cortinas queden muy aburridas, tiene opciones en blanco muy bonitas con topos, estrellitas, y otras figuras y que no restarán ni un poco de luz.

Con buena iluminación

El cuarto del bebé debe recibir luz natural, buena ventilación y ser lo más silencioso posible.

También es muy importante que la habitación del bebé esté lo más cerca posible de la de los padres.

Con materiales hipoalergénicos

Existen en el mercado numerosas opciones de materiales hipoalergénicos y que no afecten la piel sensible del bebé.

Si te gustan los muebles de madera, debes asegurarte de que sea madera maciza y no compacta que puede incluir adhesivos que dañen al bebé, así como barnices que no sean tóxicos. Siempre que puedas, elige acabados naturales con ceras o aceite de lino.

Para las paredes, busca una pintura no tóxica y que no tenga disolvente. Incluso, existen en el mercado opciones de pinturas al agua fáciles de limpiar y que apenas desprenden olor mientras se fijan a la pared.

Igualmente, elige tejidos de fibra natural, que sean fáciles de limpiar para facilitar la higiene.

Puedes emplear murales temáticos

Los murales temáticos están de moda en las habitaciones de los bebés.

Hay que tener ciertas habilidades pictóricas para poder realizar estos murales temáticos que quedan la mar de originales en una habitación de bebé y también en una habitación infantil.

Mas de este tema:

Ideas para resaltar las salas pequeñas con el uso de modulares

Seis colores para decorar la sala y llenarte de optimismo

Así puedes aprovechar los espacios “muertos” en la casa

Te recomendamos en video:

Tags

Lo Último


Te recomendamos