logo
Deco 15/04/2021

Seis plantas que puedes tener en casa y sirven para fabricar jabones artesanales

Fabricar jabones artesanales te ayudarán a cuidar el medio ambiente.

Las plantas no son una simple pieza decorativa dentro de cualquier  hogar. Todo lo contrario, sus beneficios van desde purificar cualquier espacio dentro del hogar, así como tener múltiples usos en la cocina y hasta para el cuidado de la piel.

Y por si no lo sabías, existe una larga lista de plantas que puedes tener dentro o fuera del hogar y te pueden ser de gran ayuda para fabricar los conocidos jabones artesanales y “ecológicos”, como también se les conoce.

Los jabones artesanales están hechos a mano y se pueden llamar artesanales porque han sido elaborados con plantas, hierbas y flores de distintos tipos.

Los jabones artesanales sirven  para el cuidado de la piel, su hidratación y limpieza.

Además, estos jabones tienen múltiples propiedades y beneficios: sirven para para el cuidado de la piel, su hidratación, limpieza, así como brindar un agradable olor.

Al fabricar jabón ecológico, no sólo obtienes productos naturales, para la higiene y la belleza corporal, sino que además estás empleando procedimientos, que respetan el medio ambiente.

Las mejores plantas y hierbas

Otro de sus puntos a favor es que sirven para contribuir con la belleza, la salud y la preservación del medio ambiente.

Te presentamos las mejores plantas y hierbas que sirven para fabricar jabones artesanales:

Romero

El romero es una hierba que es un excelente reconstituyente de la piel, que habitualmente se emplea en la composición de lociones.

Esta hierba es un excelente reconstituyente de la piel, que habitualmente se emplea en la composición de lociones. No sólo tonifica e hidrata la piel, sino que además, previene la oxidación de las grasas y la alteración de las membranas celulares, debido a su alto contenido en antioxidantes, por lo que produce un efecto antienvejecimiento.

Ginkgo biloba

Los bioflavonoides de la planta de ginkgo biloba bloquean la génesis de superóxido, uno de los principales radicales libres derivados del oxígeno, por lo que su empleo se suma al de otras plantas naturales que previenen el envejecimiento de la piel.

Karité

Se emplean para nutrir y reafirmar. Suplen la pérdida de proteína dérmica que provoca las arrugas.

Los aceites insaponificables de estas plantas actúan sobre el colágeno aumentando la elasticidad de la piel, por lo que se emplean para preparar emulsiones grasas, especialmente indicadas para cutis secos.

Centella asiática

Es un clásico en el tratamiento de las estrías, ya que favorece la cicatrización por su contenido en alantoína y otras sustancias regenerativas, que estimulan la formación de colágeno.

Tomillo

Esta planta actúa contra el acné gracias a su acción antiséptica. Se utiliza en aplicaciones secantes, en especial, cuando hay infección o supuración.

Manzanilla

Debido a su contenido en aceites esenciales y flavonoides, las flores de esta planta están indicadas para pieles sensibles y secas por sus propiedades descongestivas y suavizantes.

Hay que preservarla de las inclemencias del tiempo. Sirve además para aliviar el enrojecimiento y la irritación.

Pasos para  fabricar un jabón

Fabricar un jabón artesanal a partir de plantas es algo sencillo. Solo necesita un poco de tiempo y dedicación, además de algunos materiales.

Te presentamos una guía rápida y sencilla de cómo fabricar jabones artesanales:

Fabricar un jabón artesanal a partir de plantas es algo sencillo. Solo necesita un poco de tiempo y dedicación. 

– Primero, calienta agua en una olla y cuando empiece a hervir retírala del fuego.

– Luego, agrega las hierbas o plantas de tu preferencia (romero, manzanilla, tomillo, lavanda), tapa la olla y permite que repose unos 30 minutos o 1 hora.

– Ten a la mano unos 50 gramos  de raíz de saponaria en polvo. Esta planta “jabonera” contiene alcanfor, flavonoides, ácido caféico y rosmarínico, entre otros componentes, y tiene propiedades realmente beneficiosas para la dermis

– Puedes hervirla por 15 minutos, en vez de hacer infusión, pues es el tiempo mínimo para extraer las propiedades de las saponarias que tienen efecto de limpieza como el jabón.

– Cuela la infusión y viértela en un bol o recipiente grande.

– Añade a la mezcla un poco de gel de aloe vera o sábila. Si no has comprado el gel, puedes sacarlo directamente de las pencas u hojas si tienes sábila en casa.

– Cuando esté toda la mezcla bien integrada viértela en un molde.

– Permite que se endurezca en la nevera durante el tiempo necesario, hasta que tenga la consistencia deseada, y luego desmóldalo y córtalo como quieras.

– Puedes añadir, en el momento de hacer la infusión, más hierbas medicinales, como lavanda, espliego, tomillo, menta, etcétera, a tu gusto. Para darle más aroma y que este dure más, puedes añadir unas pocas gotas de aceites esenciales que te gusten.

Mas de este tema:

Pink Oyster, el color llamado a ser tendencia este 2021

La planta del dinero, la más versátil y fácil de cuidar en la casa

Cinco beneficios de tener plantas trepadoras en el balcón y terraza

Te recomendamos en video: