Actualidad

Que se nos vuelva costumbre celebrar los triunfos de nuestras amigas

Apoyar a nuestras amigas nos hace más fuertes

Han sido tiempos difíciles para todas en todos los sentidos pero si algo hemos aprendido es que apoyarnos en la adversidad nos vuelve más fuertes. A veces es difícil pensar positivo entre tanto caos pero las mujeres somos poderosas cuando nos apoyamos entre nosotras.

Especialmente cuando se trata de tus amigas, no hay nada más importante que acompañarlas en sus momentos de angustia y de éxitos. 

La sociedad nos ha hecho competir entre nosotra, desde presionarnos para cumplir con los estándares de belleza o alcanzar cierto estatus social a través de una pareja estable, el matrimonio o la maternidad. Sin embargo, con el paso del tiempo nos hemos dado cuenta de que las mujeres no debemos ser enemigas sino aliadas. 

Hemos normalizado la competitividad entre nosotras y si triunfar significa pisar a la otra, lo haremos. Todas hemos caído alguna vez en ese comportamiento machista sin darnos cuenta. Necesitamos revertir el estereotipo de que las mujeres no apoyan a otras mujeres.

Es momento de que se nos vuelva costumbre celebrar los triunfos de nuestras amigas

Mientras que muchos creen que ser una mujer fuerte significa no tener sentimientos o creerse superior, para nosotras es tener la empatía e inteligencia emocional suficiente para levantar a otras en lugar de ponerles el pie para que caigan.

Está comprobado que mientras más fortalezcamos nuestro círculo de amigas o red de apoyo entre mujeres, más poderosas somos y más posibilidades de triunfar tenemos. 

Un estudio publicado en Harvard Business Review encontró que las mujeres que tienen un círculo fuerte de amigas tienen más probabilidades de obtener puestos ejecutivos con salarios más altos.

El estudio sugiere que siempre hay mujeres con puesto de liderazgo que prefieren ir por su cuenta sin embargo, quienes lo hacen acompañadas de compañeras fuertes, tienen mejores resultados porque tienen una red de apoyo que les de mayor seguridad y herramientas para resolver problemas.

Todas tenemos al menos una amiga a la que podemos acudir cuando nos rompen el corazón o cuando sentimos que tenemos el peso del mundo encima. Esa amiga que se convierte en una luz cuando estamos perdidas en la oscuridad o cuando estamos a punto de sucumbir ante un laberinto sin respuestas.

Cuando vemos que esa amiga está cumpliendo con sus objetivos y siendo feliz con lo que logra, lo último en lo que debemos pensar es buscar motivos para que caiga. Al contrario, hay que celebrar con ella.

Es gracias a nuestras amigas que aprendemos a hacer frente a la adversidad, porque siempre tienen las palabras de aliento adecuadas para recordarte que no estás sola. 

Olvídate de señalar, criticar o buscar rivalidad con las demás.  busca aliadas, rodéate de quienes te inspiran a ser mejor. El desafío de las mujeres está en aliarse unas con otras para ser más fuertes. Cuando ayudas a otra mujer a levantarse, todas brillan.

Es momento de recordarnos nuestras cualidades, de aplaudir nuestros logros y recordarnos lo increíbles que somos. Dejemos de insultarnos entre mujeres y volvamos una costumbre apoyarnos. Basta de rivalidades que nos necesitamos las unas a las otras.

Las mujeres fuertes son las que se construyen unas a otras en lugar de destruirse.

Nunca subestimes el poder de rodearte de mujeres fuertes. Son tu respaldo, tu tribu. No hay nada más valioso que poder recurrir a ellas para darte un respiro y cada vez que entre todas celebran sus triunfos, crecen un poco más .

Más de este tema

Las mujeres fuertes no se dejan derrotar ante la incertidumbre

5 cosas que las mujeres fuertes no estamos dispuestas a tolerar de una pareja

5 cosas que las mamás le dicen a sus hijas para ser mujeres fuertes

Te recomendamos en video

 

 

 

Tags

Lo Último


Te recomendamos