5 cosas que están mal con "Quiubole con..." y no habíamos notado antes

Es momento de cuestionar lo que alguna vez leímos de niñas

Han sido días muy movidos en redes sociales con respecto a temas que nos competen a las mujeres en la actualidad. En días recientes se señaló l influencer luisito Comunica por una controversial imagen que hacía referencia a una agresión sexual. Ahora, el conductor Yordi Rosado ha estado en la mira por la serie de libros "Quiubole con…" que salió hace unos años.  ¿La razón? Que muchas de nosotras lo leímos de niñas y ahora nos damos cuenta de que tiene puntos de vista completamente machistas.

"Quiúbole con…" de Yordi Rosado y Gaby Vargas fue publicado por primera vez en el año 2009. A lo largo de los capítulos, se abordan temas relacionados con los cambios físicos y mentales de los preadolescentes y adolescentes.

Usuarios en redes sociales y colectivos feministas pusieron en evidencia algunas páginas de los libros en donde se leen frases que que son claramente sexistas y que ponen a las mujeres como "blanco fácil" de los hombres.

Entre los comentarios destacados, están los de la artista contemporánea Regina Miranda, quien llegó a la conclusión de que "el libro nos instrumentalizó para ser consumidas’.

TAMBIÉN LEE: El placer femenino en tiempos de pandemia

Miranda señala que en uno de los párrafos, los autores tachan de ‘rogonas’ a las mujeres que dan el primer paso para iniciar una relación pues son los hombres quienes deben tomar las riendas en el noviazgo para rectificar su masculinidad.

“Cuando una niña es una rogona, le habla a cada rato al niño con pretextos que nadie le cree..” Y “Arréglate lo necesario para que te veas bien y llámale la atención (no exageres con los mega escotes, las minifaldas y los kilos de maquillaje)…”.

TAMBIÉN LEE: Por qué es tan importante hablar sobre el acceso gratuito al condón femenino

Otro punto señalado es que normaliza la violencia de género al decir que las faltas de respeto son signo de que le gustas a un hombre.

"En la escuela, es típico que cuando le gustas a alguien, automáticamente te empieza a molestar.  Te jala el pelo con pequeños tirones por atrás  y luego se hace el tonto como para que no te des cuenta que él fue. pero por supuesto le interesa que lo sepas porque ese jaloncito significa "aquí estoy ¡mírame! …También te mete el pie como muy maldoso, te empuja, te arremeda…."

Según los autores, las mujeres debemos jugar el papel de inalcanzables para ser deseadas. Es decir, para ellos somos sólo un objeto de deseo si nos hacemos "la difícil de obtener".

"…Por el contrario, si juegas el papel de la "inalcanzable", "la difícil de obtener", despiertas en ellos de volada el deseo de logro y conquista. Al mismo tiempo logra que el niño te valore y se sienta rayado contigo"

Las mujeres tampoco deben decir groserías o al menos moderarse con "un güey y ya". 

"Di las menos groserías posibles porque a los hombres no les gustan las mujeres que hablan con muchas groserías. Un "güey" o una que otra grosería no tiene bronca, pero no más"

Ah, y tiene una sección en las que de forma "cómica", clasifica a las mujeres según su forma de actuar. "La zorra", "la mustia nerd", "la loba", son algunas de las formas en las que los autores llaman a las mujeres.

"Nombreeee preciosas y el “Quiobole con..” para niños estaba peor. Me acuerdo que en una sección te enseñaban a “clasificar” a las mujeres. Los niños de mi salón se pusieron a decirnos a las niñas en que categoría entrábamos, estábamos en 6to de primaria"

quoibole