'El Matanovias': la radiografía de un feminicida

No se trata del capítulo de una serie de ficción.

José Humberto Martínez Cortés, conocido como ‘El Matanovias’, es un asesino serial que mató a dos de sus parejas e intentó hacerlo con una más. La historia no fue sacada de una serie como ‘Criminal Minds’ o de una película de suspenso, es tan real que trascendió en México a principios de 2016.

‘El Matanovias’ fue capturado en Guatemala por la Interpol, su historia comienza con el caso de Yan Kyung Borrego, una joven que conoció y con la que mantuvo una relación de tres años, a dos semanas de que habían empezado a vivir juntos sucedió el feminicidio.

A este caso se suma el de Campira Camorlinga, quien murió estrangulada en manos del hombre que intentó hacer que la escena pareciera un suicidio. En ambos feminicidios, las mujeres murieron estranguladas y a semanas de irse a vivir con él.

 ‘El Matanovias’ y sus fetiches

Una de las similitudes en ambas muertes es que cortó el cabello de las mujeres para coleccionarlo, de acuerdo a la información detallada por varios medios nacionales. De las cosas que más llama la atención de su cuenta de Facebook es la gran cantidad de imágenes alusivas a seres demoniacos en diversas situaciones con mujeres, una de ellas con la leyenda escrita por él mismo.

Además, en su timeline se pueden ver varias imágenes de demonios con mujeres, e incluso en una señala que él es el demonio. Las escenas se caracterizan por su contenido erótico.

Los tatuajes

Según lo publicado por medios mexicanos, el asesino se realizaba un tatuaje cada que cometía un asesinato. Con el primero, el de Yan Kyung Borrego, el homicida se tatuó el cuello un corazón roto. Uno de los aspectos que más llama la atención es el tatuaje que se realizó en el pecho en el que se puede leer "Cada quien es el dueño de su propio infierno”.