La Interpol busca por feminicidio al famoso skater mexicano que asesinó a su novia

El caso se estaba tratando como un asesinato más pero no, a Victoria la asesinaron por ser mujer

Eran alrededor de las 5:30 de la madrugada cuando un joven joven salió solo de la habitación de hotel sin la compañía de la joven con la que había llegado. En la recepción avisó que su pareja “se quedaría un rato más”. A las 15:30 horas uno de los empleados tocó en la habitación, pues el tiempo de la renta ya había vencido. Nadie respondió. Al ingresar, encontraron el cuerpo de la joven con una profunda herida de arma punzocortante en el cuello. Estaba desangrándose en la ducha.

Las sospechas de asesinato apuntaron a Mario Saenz, su novio, un conocido skater que ahora se encuentra prófugo. Pero el caso pareció pasar desapercibido, pues a pesar de que se le había acusado de homicidio, también se dijo que seguramente Victoria había consumido drogas.

Las cámaras de seguridad lograron identificar al skater y a pesar de que fue detenido por las autoridades, quedó en libertad bajo la coartada de que había acudido a presentar una denuncia para hacer válido su seguro por daños en sus llantas por un bache en la delegación Coyoacán.

Las redes sociales de amigos de Saenz iniciaron una campañas de desprestigio contra Victoria, calificándola de agresiva y drogadicta, pero la necropsia acabó con el circo.

Un nuevo giro

El asesinato volvió a tomar relevancia cuando las autoridades informaron que Mario Saenz es también empresario y dueño de las tiendas "Zarape", además de que se dio a conocer el resultado de la necropsia de Victoria, donde se dictaminó que la joven murió de una herida punzocortante profunda en el cuello, que había sido quemada con agua caliente y que no presentaba signos de haber consumido drogas.

Autoridades giraron una orden de aprehensión por el delito de feminicidio contra el skater 

Victoria Pamela Salinas Parra había cumplido 23 años el 31 de agosto y para la madrugada del2 de septiembre, estaba muerta. Pero no sólo fue asesinada en un hotel de la Ciudad de México. La golpearon, le cortaron un seno, la laceraron y luego la dejaron bajo el agua caliente de la ducha. La joven llevaba un año y medio con Mario.

Mario es un feminicida más, ni sus familiares ni empleados saben de él desde hace semanas. Ahora es buscado en 190 países.

Victoria fue el feminicidio número 66 en la Ciudad de México y el 1339 a nivel nacional en lo que va de 2017.