Wellness

5 cosas que las mujeres altas pasan y que nadie está hablando de ello

las mujeres altas se enfrentan a situaciones que pocas veces entendemos

Ser una mujer alta puede ser una verdadera bendición pero también una maldición. En realidad ser alta o corta de estatura tiene sus ventajas y desventajas pero cuando estás por encima del promedio del resto, las cosas pueden complicarse.

Aquí algunas de las situaciones que enfrentamos las mujeres de gran estatura.

Los pantalones y las mangas nunca son lo suficientemente largos

Ir de compras es todo un reto. Mientras que puedes saber la talla que utilizas para que la ropa encaje a la perfección con tu cintura, trasero y muslos, el problema viene cuando se trata de las mangas o largo de los pantalones. Es casi seguro que hará falta tela para cubrir tus brazos y piernas, haciendo parecer que estás utilizando un corte 3/4 todo el tiempo.

Las faldas, los pantalones cortos y los vestidos siempre son demasiado cortos.

No sólo sufrimos con las mangas de las blusas y el largo de los pantalones, también con el corte de los vestidos, faldas y shorts. Aquello que está marcado como corte «a la rodilla», para una mujer alta termina siendo «arriba de la rodilla» o «al muslo». Es decir, no hay nada de malo con «enseñar un poco más» pero quizá tu intención genuinamente sea que cubra tus rodillas.

La ropa interior y los trajes de baño son más ajustados

Ser alta no solo significa que tus extremidades sean más largas que las de un chimpancé o que seas un alienígena, significa que todo tu cuerpo es más largo, incluido el torso, lo que significa que cualquier pieza te quedará diferente al resto. Los trajes de baño, los leotardos y los calzoncillos se sentirán un poco más ajustados de la entrepierna y el torso. Quizá ni siquiera alcancen a cubrir lo que necesitas. Aún así, siempre podrás encontrar una opción con la que te sientas cómoda.

Los escritorios y mostradores son demasiado bajos

Hablando de algo que no tiene que ver con la ropa, los muebles suelen ser otro conflicto para las altas. A veces podrás sentirte como un gigante que vive en un mundo de miniaturas. Quizá tu escritorio en el trabajo o en el colegio es terriblemente incómodo porque tus piernas sobresalen de este. Ajustar la altura de la silla no ayuda porque bajar la silla para acomodar tus piernas pone una tensión en el resto de tu cuerpo.

Preguntas inevitables relacionadas con el deporte

«¿Juegas basquetbol?», es una de las preguntas más comunes que el mundo tiene para una mujer alta. La sociedad ha sido buena para construir el estereotipo que indica que si eres «de cierta forma» entonces dominas ciertas actividades. Pero pareciera que esto sucede más con las personas altas que con las bajas porque si lo eres, nadie -o pocos- preguntan si eres gimnasta, ¿no?.

Un mundo de hombres más bajos

Este es un conflicto que en realidad viene del estereotipo que dice que tu pareja hombre debe ser más alto que tú. ¿Quién dice que no puedes pasarla bien con un hombre más bajo? ¿desde cuándo la altura de las personas define qué tanta estabilidad tendrás en la relación? Una mujer alta suele causar conflictos entre los hombres que son más bajos pero viene de la misma construcción social de que la altura es igual a poder. Sí, las mujeres altas somos poderosas pero no quiere decir que vayamos aplastando a otros. El poder viene de creer en tu propio valor.

Más de este tema

Las mujeres que aman zambullirse en el mar son las almas más libres

Las mujeres que disfrutan observar la luna son las almas más sabias

Cuando aprendes a amarte a los 40 años, luces más bella y radiante

Te recomendamos en video
Tags

Lo Último


Te recomendamos