logo
Psico 02/03/2021

Las 10 cosas que más le impiden ser felices a las mujeres, según una experta

¿Tienes en tu vida a alguno de estos obstáculos? Es momento que trabajes en ellos por tu bienestar.

La búsqueda de la felicidad no solo es el título de una conmovedora película de Will Smith sino también una misión de vida que debe encauzar nuestra forma de ser, actuar y pensar, pero que tiene muchos tropiezos durante el camino.

Porque sí, es más fácil decirlo que hacerlo. Y en la experiencia de la psicóloga Irene López Assor no estás sola. Muchas personas manifiestan los mismos problemas y obstáculos que las alejan de la felicidad, pero, la mayoría de ellos sorpresivamente se encuentran es en nuestra propia mente.

10 cosas que alejan a las mujeres de la felicidad

Según Elle, la experta escribió un libro titulado 10 obstáculos que te impiden ser feliz basado en sus 25 años de experiencia profesional y la decenas de paciente que ha visto a lo largo del tiempo, lo que le ha permitido identificar cuáles son esos ladrones de paz interior.

La mayor parte de estos obstáculos se pueden superar con trabajo interno y terapia psicológica.- Pexels.

Madres tóxicas

Las madres son ese “primer vínculo donde vamos a aprender de forma inconsciente a relacionarnos con el otro, bien por evitar ese modelo o bien por repetirlo”, asegura la experta, citada en el mismo medio.

Es decir, ellas nos marcan profundamente e inconscientemente impactan en nuestra conducta, haciendo que nos esforcemos demasiado para alcanzar el reconocimiento de los demás en caso de no haber obtenido su atención y amor, lo que lleva a la insatisfacción personal.

La frustración

“Las personas con una baja tolerancia a la frustración son muy tediosas, tienen una incapacidad emocional y una tendencia muy marcada a estar todo el día enfadadas”, agrega López Assor.

Es fundamental aprender a canalizarla porque además de indicidir en el estado de ánimo, también trae ira descontrolada con los demás, agresividad, impulsividad, impaciencia, alta exigencia, entre otros.

La autoexigencia

Presionarse demasiado aleja la felicidad pues no te permite disfrutar de los procesos ni de las pequeñas cosas de la vida. Siempre tienes la mente pensando en algo mejor, algo superior y en el futuro.

No te permite celebrar los logros porque  “siempre se puede mejorar” y te pone en constante comparación con los demás cuando no se trata de una competencia, sino de ser feliz en el camino.

La autoexigencia, la culpa, el ego y la envidia te alejan de la felicidad.- Pexels.

Ego y soberbia

Está muy bien valorarse, saber las virtudes que tenemos y reforzar el amor propio, pero cuando se excede esa línea se convierte en algo peligroso pues no te permite conectar con otras personas y te alejas del mundo.

Amistad tóxica

“Repetimos de manera inconsciente aquello que no queremos ver, los vínculos que nos hicieron daño pero escogemos, bien por moldeado o bien por repetir un patrón adquirido, este tipo de vínculos nocivos”, indica la escritora a la misma fuente.

El desamor

Si no somos capaces de pasar la página, dejar ir y darle la bienvenida algo mejor, estaremos sumidos en todo, menos felicidad. Hay que vivir el duelo sin victimizarse y abrirle paso a la aceptación.

La envidia

Codiciar lo que no se tiene amarga el carácter y el estado de bienestar, acorde con la fuente. Más aun si se acompaña con la crítica pues lo que se busca es compensar el daño que tenemos, demuestra inseguridad, baja autoestima y en general, conduce al sufrimiento.

Deja de cargar con tantos problemas del pasado y busca tu felicidad.- Pexels.

La culpa

La culpa sentida insconscientemente, nos desvaloriza y nos lleva a necesitar que las circunstancias que nos rodean sean como no son para no sentirnos culpables”, asevera Sergi Torres, escritor y conferencista para El Mundo.

El efecto Pigmalión

“Si siempre te dijeron que no llegarías, no vas a llegar, si por el contrario te inculcaron confianza, es más probable que llegues más alto y consigas desarrollar todas tus capacidades”, dice la psicóloga.

Este hace alusión a las opiniones de terceros y el gran impacto que tienen sobre nosotros, que si bien nos pueden motivar, también le damos el poder de destruirnos.

Procrastinación

 “Nos ponemos metas muy altas y caemos en la procrastinación, es decir, dejar todo para mañana, aplazar nuestras responsabilidades y, por tanto, dejarnos caer en un estado de desidia”, finaliza la autora en su libro.

Más de este tema:

Está bien querer tomar un descanso de las redes sociales: tu salud mental lo agradecerá

10 beneficios de cumplir 30 años que nadie te dice y hacen que se conviertan en tu mejor década

Practicar la gratitud tiene un poderoso efecto positivo en tu éxito y felicidad que debes probar

Te recomendamos en video: