Sigue estos consejos para poder salir de una relación tóxica de manera efectiva

Si ya no te sientes cómoda con tu pareja, puede que estés involucrada en una relación tóxica.

Nadie planea entrar en una relación tóxica. Todos nos esforzamos por lograr una versión de “felices para siempre”, donde nuestras necesidades y las de nuestra pareja se satisfagan en una vida compartida que construimos juntos. Pero, por la razón que sea, a veces eso no sucede. En cambio, lo que pensamos que era prometedor resulta ser tóxico.

"Una relación tóxica es aquella que tiene un impacto adverso en la salud y el bienestar de una persona", dice Kelly Campbell, profesora de psicología y desarrollo humano. "Debido a que dedicamos gran parte de nuestro tiempo y energía a una pareja romántica, estas relaciones son especialmente influyentes en nuestro bienestar. Cuando van bien, generalmente nos va bien. Pero cuando no van bien, nuestra salud y nuestra felicidad probablemente se verá afectada negativamente".

Cinco señales que indican que eres "la segunda opción" de tu pareja

A veces las señales no son muy claras, pero cuando no hay mucho interés por parte de tu pareja debes empezar a considerar que puedes ser la segunda opción.

Si este es tu caso, y sospechas que estás en una relación tóxica, sabemos que es difícil, pero puede que sea el momento de hacer algunos ajustes saludables siguiendo estos consejos.

Sal de la negación

Según reseña el portal Psychology Today, este es el primer y más importante paso a seguir para salir de una relación tóxica .Para empezar, pregúntate lo siguiente: ¿Me siento con energía o agotada después de pasar una hora con X? ¿QUIERO pasar tiempo con X o siento que tengo que hacerlo? ¿Siento pena por X? ¿Voy a X en busca de una respuesta que nunca obtengo? ¿Salgo constantemente decepcionado por los comentarios y el comportamiento de X? ¿Estoy cediendo más a la relación que X? ¿Incluso me gusta X? Responde de manera objetiva estas preguntas si aún tienes alguna duda sobre cómo te sientes con tu pareja

Mantenga un registro de emociones

Lleva nota de todo lo que te hace sentir mal cuando estás con tu pareja o cuando piensas en algo relativo a tu relación. Por ejemplo, si sospecho que tomar café con X me hace sentir peor, no mejor, registra lo que sientes inmediatamente. Si tienes situaciones similares como estas involucrando a ese “alguien especial” entonces es posible que estés enredada en una relación tóxica.

relación tóxica

Identifica las ventajas

Determina qué obtienes de esta relación. ¿X te hace sentir atractiva y sexy de nuevo? Aunque X no te trata bien, ¿te recuerda a tu padre/madre/familiar/amigo abusivo y, por lo tanto, te brinda un nivel de comodidad? A veces evaluar los pros puede ayudarte tanto como evaluar los contras.

Toma una decisión

Después de chequear todo, llegó el momento de tomar una decisión. Evalúa si vale la pena luchar por la relación o si podrías estar mejor sin esta persona. Piensa en cómo responde tu pareja cuando pides hablar con ella su relación o sus sentimientos: ¿Estaba a la defensiva? ¿Te culpó? ¿Puso excusas o te ignoró? Estas son señales reveladoras de que debe dejar la relación y mejorar.

Rodéate de positividad 

Si has tomado una decisión, es importante que te rodees de positividad. Pasa tiempo con personas que te hagan sentir bien, disfruta de tu comida favorita, pasa tiempo al aire libre o haz lo que sea que te brinde alegría. Pasar por un momento difícil en una relación puede causar un estrés incalculable y es importante tratar de reemplazar esas emociones negativas con positividad.

Mantén tu decisión 

A menudo, después de dejar a alguien, empiezas a extrañar a esa persona. Eso es normal. Es fácil para nuestro cerebro recordar los buenos momentos y olvidar las partes malas de una relación. Puede ser tentador querer que la persona vuelva a tu vida, pero recuerda que tomaste esta decisión después de un proceso largo y reflexivo. Cíñete a ella y recuerda que lo hiciste para mejorar tu vida.

Relación tóxica Edward y Bella son el ejemplo moderno de una relación tóxica: un hombre controlador y una mujer sumisa - Agencia

Puede ser útil que un amigo, familiar o profesional te apoye. Cuando sientas la necesidad de permitir que la persona tóxica regrese a tu vida, habla con tu sistema de apoyo o saca la lista que escribiste previamente para tomar la decisión en primer lugar. Mantente fuerte y apégate a tu decisión.

Te recomendamos en video