Qué son los ejercicios isométricos y por qué los necesitas en tu rutina para tonificar todo el cuerpo

El riesgo de lesiones es bajo y los beneficios son muchos. ¿Te atreves?

Seguramente has escuchado hablar de los ejercicios isométricos porque son esenciales para tonificar el cuerpo. Si no es el caso, te los presentamos porque a partir de ahora debes incluirlos dentro de tu rutina al ser diferentes, intensos y efectivos.

¿Qué son los ejercicios isométricos?

Su nombre, isométricos, hace referencia a que son ejercicios que no implican desplazamiento o movimiento para trabajar el cuerpo, debido a que se apoyan en la tensión de los músculos y articulaciones, explicó Glamour.

Para ejecutarlos se utiliza el peso de la persona o se recurre a carga externa, pero indiferentemente ayudan a aumentar masa muscular y tonificar con excelentes resultados.

No obstante, hay algunos de ellos en los que se realizan movimientos cortos en compañía de la fuerza, así que esta versatilidad te permitirá ejercitarte para lograr los resultados deseados según las preferencias personales.

ejercicios isométricos Consisten en sostener una misma posición por varios segundos. - Pexels

Razones por la que los necesitas

Además de sus beneficios previamente explicados, también "favorecen la circulación sanguínea, trabajan la mayor parte de las áreas musculares, poseen un riesgo de lesión bajo (…), y son favorables en los procesos de recuperación", aseguró el citado medio.

Si lo analizamos desde el punto de vista práctico, otro punto alto es que puedes hacerlos desde casa, no requieren material deportivo y las rutinas de ejercicios isométricos no son tan largas como las convencionales. ¿Ya te conquistaron?

Eso sí, si tienes problemas en el corazón es preferible que los descartes de plano, puesto que manejan niveles de tensión que pueden hacer mella en tu presión arterial, afirmó la fuente.

En el mismo sentido, debes tener presente que para obtener mejores beneficios debes acompañarlos con otra clase de ejercicios, como el cardiovascular y entrenamiento de fuerza convencional, ya que son un plus que potenciarán sus efectos.

También es importante que si no tienes experiencia o conocimiento, recurras a un experto para que diseñe una rutina de acuerdo con tus capacidades y que los alterne porque no es recomendable ejecutarlos diariamente.

ejercicios isométricos Planchas, flexiones, elevaciones de pelvis, entre otros, son algunos de los más frecuentes. - Pexels

¿Cuáles son los ejercicios isométricos?

Un emblemático ejemplo, muy conocido por todos, son las planchas. Estas consisten en permanecer en una misma posición por varios segundos (o minutos, en los más expertos) para tonificar el abdomen.

Específicamente, la persona se acuesta boca abajo mientras se apoya en los antebrazos y pies para producir una fuerte tensión en la pared abdominal durante el mayor tiempo posible que pueda resistir.

Aquellos que estén más acostumbrados, tienen la posibilidad de ejecutar la plancha lateral, es decir, apoyándose en un solo brazo mientras el otro se estira hacia el techo de medio lado.

Pero además de colaborar en lucir un torso de ángel de Victoria's Secret, también trabaja indirectamente las piernas y los glúteos, ayuda a aliviar dolores de espalda y fortalecen los hombros.

Para ver resultados en los pectorales igualmente están indicadas las lagartijas estáticas, las cuales hacen referencia a mantenerse en la posición de flexiones antes de tocar el suelo, con los brazos abiertos, durante varios segundos.

En el mismo sentido, la fuente apunta a que las sentadillas tienen su versión en los ejercicios isométricos, lo que exige que la persona se apoye en una pared y flexione las rodillas en un ángulo de 90 grados, dejando los brazos en los costados o estirándolos al frente. Las zancadas o elevaciones de glúteos también son válidas.

ejercicios isométricos Las sentadillas apoyada en una pared son parte de los ejercicios isométricos. - Pexels

Para los brazos, por su parte, existe el levantamiento de mancuerna. Este es, ponerse de pie con la espalda recta y las piernas abiertas al ancho de los hombros mientras se sujetan unas pesas.

Deberás levantar los brazos de forma lateral, manteniendo el peso durante varios segundos lo más arriba posible, para luego bajar y completar el mismo movimiento con el otro brazo.

Más de este tema:

Rutinas de ejercicios para tonificar el cuerpo y que puedes incorporarlo en tu día a día

Esta es la forma correcta en la que debes hacer tu cardio en casa: rutinas de ejercicios

Esta es la razón por la que necesitas un descanso activo en tu rutina de ejercicios

Te recomendamos en video: