Wellness

Ejercicios fáciles basados en movimientos de salsa para trabajar todo el cuerpo

¿Quién dijo que una rutina tenía que estar llena de ejercicios aburridos?

Si quieres ponerte en forma sin salir de casa pero no tienes demasiado tiempo o ganas, no te preocupes porque hemos hecho un compilado de los mejores ejercicios para que hagas en casa sin sufrir.

Se trata de una rutina basada en movimientos de salsa que implican fuerza y coordinación para trabajar todo el cuerpo. No sólo reducirás tallas sino que mejorarás tu condición física y fortalecerás tus músculos.

Entre movimientos de danza y circuitos básicos, te darás cuenta de que no necesitas invertir demasiado dinero para hacer una rutina completa, al tiempo que te diviertes.

¿Por qué es bueno bailar salsa? Más allá de la idea de «bajar de peso» o «reducir tallas», el baile es un excelente ejercicio porque reduce el colesterol, mejora tu salud cardiovascular, favorece la salud de los huesos, te da mayor flexibilidad, fuerza y resistencia, previene el envejecimiento cerebral y sobretodo, te libera del estrés.

Para que veas mejores resultados, debes tratar de hacer la rutina al menos 3 veces por semana y complementar con una alimentación balanceada. No olvides calentar antes de empezar para evitar lesiones así como mantenerte hidratada.

Trata de pasar al menos 5 a 10 minutos calentando. Sigue tu ritmo. Recuerda que siempre debes escuchar a tu cuerpo y llevarlo hasta donde puedas sin forzarlo demasiado.

Aquí te dejamos una opción para que pongas de fondo y te inspires.

Balanceo de piernas

-Este simple estiramiento dinámico implica pararte en un lugar mientras balancea las piernas como parte de un calentamiento. Se dirige a la parte interna de los muslos, las caderas y los glúteos. 

-Mantén el abdomen hacia adentro y la espalda recta. Respira profundo y lento con cada balanceo.

Sentadilla con paso lateral alternado

-Levántate y coloca los pies separados al ancho de los hombros.

-Cambia tu peso a la pierna derecha, doble la rodilla derecha y empuje las caderas hacia atrás como si fueras a sentarte.

-Agáchate lo más bajo posible sin encorvarte. Mantén tu pecho hacia arriba.

-Respira profundamente y sostén el aire durante 10 a 20 segundos antes de regresar a la posición inicial. Ahora haz lo mismo del otro lado.

-Repite de 3 a 4 veces, luego cambie al otro lado. Recuerda que todo es al ritmo de la música.

Grapevine de 8 tiempos

-Este es un movimiento de baile que te divertirá al mismo tiempo que tonificas ese abdomen y de paso, las piernas y brazos. Así que ve al ritmo de la música y disfrútalo.

-Empieza por pararte con los pies uno al lado del otro en un área que te permita moverte con libertad. Haz 4 recuentos moviéndote a la izquierda y luego regresa al punto inicial en 4 recuentos a la derecha.

-Da un paso hacia tu lado derecho con tu pie derecho (cuenta 1). La pierna izquierda se coloca detrás del pie derecho o cruza detrás para colocar el pie izquierdo en el suelo (cuenta 2). Da un paso hacia la derecha nuevamente con el pie derecho (cuenta 3) y lleva el pie izquierdo al lado del pie derecho (cuenta 4).

-Repite los pasos anteriores en orden inverso. Da un paso hacia tu lado izquierdo con tu pie izquierdo (cuenta 5). Da un paso detrás del pie izquierdo o cruza por detrás con el pie derecho (cuenta 6). Da un paso hacia la izquierda nuevamente con el pie izquierdo (cuenta 7) y lleva el pie derecho al lado del pie izquierdo (cuenta 8). Ahora has completado el movimiento aeróbico del grapevine de 8 conteos.

-Haz que tus pasos sean notablemente grandes y haga coincidir con el ritmo de la música. Agrega movimientos de brazos hacia arriba y hacia abajo para mayor intensidad.

Lavadoras de ventana

-Cambia tu peso a tu pie izquierdo, con tu rodilla izquierda ligeramente doblada.

-Gira los dedos del pie izquierdo unos 45 grados hacia un lado. Apunta los dedos del pie derecho y colócalos aproximadamente a un pie delante de los dedos del pie izquierdo.

-Levanta el talón derecho y llévalo hacia adelante para que la rodilla derecha salga hacia un lado. Con las palmas abiertas al nivel del pecho y los brazos enganchados, estírate hacia la izquierda. Luego, desliza simultáneamente ambas manos por el cuerpo hacia el lado derecho (como si estuvieras lavando una ventana) y gira desde los dedos de los pies para girar la rodilla derecha hacia adentro y sacar la cadera derecha.

-Regresa a la posición inicial para completar una repetición. Repita de 10 a 15 veces, luego cambie de lado.

Más de este tema

Todo lo que debes saber sobre tu suelo pélvico y cómo ejercitarlo

5 clases en línea que te ayudarán a mantenerte en forma desde casa

5 alimentos que no deben faltar en tu dieta si quieres ganar masa muscular

Te recomendamos en video

Tags

Lo Último


Te recomendamos