Todas tenemos un "amor de las tres de la mañana" que no superamos

El amor de madrugada es el que te muestra el lado más vulnerable del corazón

El mundo puede ser un lugar tan complicado que terminamos conformándonos con lo que la sociedad nos dicta. Luchamos por cubrir tantas expectativas que nos olvidamos de disfrutar y vivir el momento.

Especialmente cuando se trata de amor, las cosas se complican más. Muchas veces dedicamos tiempo a quien no tiene interés en estar en nuestra vida. Perseguimos a la persona equivocada y mendigamos amor cuando este no se ruega.

Por ello, hay algo mágico en los amores de madrugada; los amores "de las tres de la mañana".

Sí, quizá parezca una locura pero estar despierta a esas horas tiene una gran recompensa cuando te encuentras con la persona adecuada.

TAMBIÉN LEE: Nunca te permitas ser la segunda opción de nadie

La búsqueda del amor a menudo se pone en un pedestal y se ve como el objetivo final cuando en realidad enamorarse es más simple cuando estás en un lugar seguro, libre de mostrarte vulnerable y sin miedo al qué dirán. 

Los románticos dicen que en la madrugada es de los corazones solitarios,  cuando uno está más sensible y muestra sus verdaderos sentimientos. Cuando surgen las conversaciones más sinceras y se presentan las oportunidades más mágicas.

Conversar con esa persona a las tres de la mañana dice mucho sobre el lazo que los une.

A esa hora surgen las promesas sobre el mañana. A esa hora hablan sobre sus sueños y metas hasta que la noche se convierte en luz de día, sin que se den cuenta. Los silencios dejan de ser incómodos porque nada importa más que la compañía de esa persona, no importa si está a la distancia o a un lado en la cama.

A las tres de la mañana, dan tregua al pasado y muestran gratitud por el presente. De pronto, su respiración se sincroniza y sus corazones se unen como nunca.

TAMBIÉN LEE: Tatuajes minimalistas para mujeres guerreras que aprendieron a amarse

La madrugada se presta al misticismo, a lo desconocido. Pero ahí están, dispuestos a enfrentarlo juntos. Han dejado de lado la preocupación por lo que no pueden controlar y sólo se concentran en ese gran amor.

No a cualquiera se le dedica un insomnio, he ahí la magia de los amores de madrugada.

Es el momento más vulnerable y sincero. El momento en que cuentas tus miedos más profundos, segura de que estarás a salvo.

Algunos amores de madrugada no pasan a la mañana pero no importa porque te han dejado una lección en el corazón. Quizá a la noche siguiente vuelvan a surgir pero si de algo estás segura es que nunca los superas. Y está bien, porque de eso se trata el amor más puro

Te recomendamos en video