Cinco errores frecuentes que cometen los que practican yoga en casa

Evitar fallas por falta de supervisión.

La pandemia del covid-19 hizo que, al no poder salir, nuestra casa se convirtiera en nuestro espacio de trabajo, de juego, de relajación y, por supuesto, de entrenamiento. Y para integrar las tres últimas actividades, muchas practicamos yoga.

La crisis sanitaria y miles de factores generan estrés y ansiedad por eso muchas personas han decidido iniciarse en el yoga a través de vídeos de YouTube o rutinas que han encontrado en la red.

Posturas de yoga para hacer desde la cama y llenarte de energía para comenzar el día

Si no te animas a levantarte, puedes hacer estiramientos suaves de yoga en tu cama y solo necesitarás diez minutos.

Sin embargo, aunque existen completos canales con los que adentrarnos en los fundamentos del yoga, podemos cometer determinados errores al no contar con un profesional que nos asesore ni supervise nuestros movimientos.

1. No beber ni comer antes de la sesión

Según explicael portal Yoga es más,  no es recomendable beber ni comer dos horas antes de la clase.

Comer antes de la práctica nos puede ocasionar diferentes molestias, como pesadez, mareos, nauseas, ardor de estómago, reflujo o falta de energía. Eso sí, después de realizar la sesión, es importante hidratarse y reponer fuerzas.

2. Querer aprender demasiado rápido

No debemos saltarnos los pasos de princpiantes. Cuando tengamos dominadas las asanas iniciales podremos pasar a posturas más complicadas.

Tenemos que crear una base sólida para aprender bien.

Yoga en casa Yoga en casa - Pinterest

 

3. No entender los movimientos

Para aprovechar el máximo beneficio de cada postura, debemos fijarnos en la posición de las distintas partes del cuerpo, y los detalles.

En el yoga requiere paciencia y realizar los movimientos de forma lenta, pausada y consciente.

Combate la celulitis con estos ejercicios para hacer en el agua

Cuando el trabajo físico es en el agua, es más efectivo para eliminar esos huequitos de grasa en la piel.

4. Eludir posturas complicadas

Al no tener a nadie que supervise nuestros movimientos, podemos evitar determinadas posturas por dificultad o simplemente porque creemos que son prescindibles.

5. Caer en distracciones

Al estar en casa, tenemos que buscar el tiempo verdaderamente libre para poder concentrarnos.

Si tenemos el celular a la vista, lo podemos coger para contestar una llamada, enviar un mensaje o revisar las redes sociales.  Para evitar estas tentaciones, apágalo. El yoga es desconexión con todo y conexión contigo.

Te recomendamos en video: