Si adoptas un perrito callejero tendrás a tu lado al ser más agradecido

Un perrito callejero estará dispuesto a demostrarte su amor incondicional

Los perros son criaturas extraordinarias: llenan nuestra vida de alegría y nos enseña a valorar los detalles más pequeños.

Ellos no llegan a nuestra vida por casualidad pues de acuerdo con antiguas creencias, son guías de luz encarnadas que llegan para cancelar algún karma que cargamos. ¡Y tiene sentido! Ellos son seres muy especiales que fungen el papel de grandes guardianes de la familia.

No es coincidencia que tu perro te vea como al ser más extraordinario e importante en su peluda vida. Ahora, si adoptaste un perrito callejero seguro has que tiene una actitud muy peculiar.

TAMBIÉN LEE: El poder de la gratitud en tiempos de crisis

Lejos de la creencia popular de que son más "bravos" o "agresivos", los perros callejeros son muy agradecidos y dan el doble de amor a sus dueños. Ellos tienen un alma muy especial. Quizá no tienen consciencia como los seres humanos pero saben que han sufrido y que tú los has salvado por ello, están muy agradecidos de la protección que ahora reciben.

La realidad es muy dura: hay millones de perros que terminan siendo sacrificados cada año porque andan vagando por las calles. Sin embargo, estos números han disminuido debido a la creciente popularidad de la adopción de animales de refugio.

Una vez que adoptas a un perrito callejero, ya sea de un refugio o que lo rescataras del peligro de la calle tú misma, tienes en tu hogar a un ser muy especial.

Tu perrito sabe que te preocupas por él y por eso, te demuestra su gratitud a través de un amor incondicional.

TAMBIÉN LEE: El amor a los animales te ayuda a valorar y ver lo mejor de la vida

Sí, todos los perros demuestran un inmenso amor hacia sus dueños pero pareciera que los perritos rescatados están aún más conscientes de ello. Ellos valoran cada instante a tu lado por lo que muchos de ellos pueden mostrarse más temerosos cuando te separas de ellos.

A veces pueden ser demasiado inquietos y nerviosos pero es por la felicidad que sienten de que finalmente tienen un refugio y un humano que cuida de ellos. Por eso, no dejes de mostrarle respeto y amor. Cuando eres una persona que ama y respeta a los animales, tienes una gran empatía por el mundo que te rodea. Entiendes la importancia que de cada uno en el entorno y con ello, aprendes a valorar más la vida.

Te recomendamos en video