El poder de la gratitud en tiempos de crisis

Aunque no lo creas, la gratitud te da un respiro cuando todo parece derrumbarse

El brote de COVID-19 ha hecho que estemos encerrados en casa, lejos de nuestra familia y amigos. Y mientras que no existen respuestas a muchas de nuestras preguntas en torno a lo que sucederá, resulta inevitable pasar por sensaciones de ansiedad y miedo.

El aislamiento y el distanciamiento social no son fáciles para nadie pero siempre es posible darle la vuelta a la situación y tratar de sacar lo mejor.

Sí, es mucho más fácil enfocarse en lo malo que en lo bueno, pero la negatividad no te llevará a ningún lado. La clave está en aprender a agradecer lo bueno o poco que tengas.

En estos momentos de caos, la gratitud es clave para encontrar un poco de paz y felicidad.

Es muy fácil pensar que el universo conspira contra nosotros pero al final del día, todo lo que nos pasa, lo que llega y lo que se va, es por algo y debemos estar agradecidos. De una u otra manera, la gratitud es la mejor manera en que realmente puedes apreciar la vida, sin importar cuán roto esté todo.

GRATITUD

TAMBIÉN LEE: Cocinar es una forma de decirle a alguien que lo amas, sin palabras

Es una forma de recordar lo bueno que has tenido y a quienes te rodean en los mejores y los peores momentos. 

Ahora que estás encerrada es momento de recordar a todas esas personas que están contigo, aún en la distancia. Te darás cuenta de lo que vale la pena en la vida.

La gratitud es poderosa; te vuelve inquebrantable. Es parte del proceso de sanación.

Agradece las cicatrices que has obtenido en el camino y los monstruos que has conquistado. Porque eso demuestra cuán resistente eres sin importar lo favorable o desfavorable sea la situación en la que te encuentres.

La gratitud te ayuda a encontrar respuestas en donde no creías que existía solución. Te vuelve resiliente y eso es muy poderoso en estos momentos de crisis.

TAMBIÉN LEE: Quédate con quien te ame con tus rarezas y defectos que te hacen tan única

 

GRATITUD

Cuando eres capaz de encontrar a alguien o algo por lo que estar agradecida, te quitarás un gran peso de encima y poco a poco, sentirás un alivio en el corazón que sanará las heridas.

 

Agradece que estés aquí en este mundo. Tu propia existencia es mucho por lo que estar agradecida, porque lo creas o no, importas.

Ser agradecida no significa que tengas que olvidar el mal que te hicieron o cuanto te duele una situación pero te da un poco de luz en medio de la oscuridad.

Este puede ser un momento de gran desesperación, una agonizante sensación de que todo está mal pero no debes olvidar ser agradecida. Todo se pondrá en su lugar y todo estará bien.

Siempre vas a perder gente, oportunidades, trabajos y amor; incluso puedes perderte a ti misma. Pero por cada pérdida, siempre llega una esperanza.

Te recomendamos en video