¿Qué hacer si tenías planeado casarte en los próximos meses y sigue la emergencia por coronavirus?

Muchas parejas han tenido que tomar decisiones drásticas a causa del coronavirus

Planear una boda por sí solo ya es una experiencia estresante, pero con la alarmante situación en torno a la pandemia del brote de coronavirus, las cosas se han vuelto aún más complicadas para todos.

Como medida de prevención, se ha pedido a la población de diferentes partes del mundo que eviten estar en multitudes y de ser posible, no salir en casa a menos de que sea una urgencia. Esto sin duda ha afectado a todos aquellos que tenían eventos planeados para las semanas siguientes.

Una de las cosas que más ha preocupado a las parejas ha sido la cuestión de las bodas. ¿qué hacer con los planes que ya se tenían?

Mientras que algunos wedding planners motivan a las parejas a no cancelar la boda sino cambiar el plan a un evento con un pequeño recuento de invitados (o sin invitados), otros han dicho que lo mejor es posponer hasta nuevo aviso.

TAMBIÉN LEE: Mantén la higiene de tu lugar de trabajo durante el home office

Además, es importante tomar en cuenta que muchos vuelos están siendo restringidos por lo que desplazarse, en caso de haber planeado una boda fuera o con familiares y amigos que estén fuera, no sería posible.

Quizá algunas parejas puedan pensar que perderán dinero por la re programación, pero los expertos en planeación de bodas están siendo flexibles. Cierto, hay muchos otros detalles que resolver como floristas, catering, locales pero es importante mantener una buena comunicación con el planificador de bodas.

No entres en pánico

Es difícil pero dadas las circunstancias, no hay opción. Debes tomarlo con la mayor calma posible y aprovechar para seguir fortaleciendo el lazo con tu pareja. Sean un equipo, ríanse juntos de la situación y piensen que hay solución. Los planificadores de boda lo entienden, los distribuidores lo entienden y tus invitados lo entienden. ¡Todos estamos en el mismo barco!

Pide una nueva fecha

Repito: todos estamos en las mismas. Llama a la iglesia, al padre o al juez para pedir una nueva fecha. Cualquier momento es perfecto para armar tu boda de ensueño. Es posible que muchas otras personas hayan tenido que recurrir a las mismas medidas así que habrá espacio y tiempo para todos. No dejes de estar en contacto con tu planificador de bodas y proveedores.

TAMBIÉN LEE: ¿El COVID-19 se manifiesta diferente en los niños?

¿Y el vestido de novia?

Una de las cosas que más angustia a las novias es el vestido. Si ya lo tienes comprado y tienes miedo de que no te quedepara la nueva fecha, ¡tranquila! Siempre podrás hacerle ajustes. Si tienes miedo porque no estarás en forma, haz lo posible por mantenerte activa en casa y controlar la ansiedad de comer mal. Si ya lo elegiste pero estabas en pruebas, tampoco hay de qué preocuparse. Llama a la persona encargada y armen un plan para seguir con ello cuando termine la emergencia.

Recuerda que por ahora, lo importante es cuidarte y tomar en serio las medidas de prevención. Si estás sana, tu pareja está sana y tus invitados están sanos, ¡podrás tener la mejor boda!

Te recomendamos en video