Superar el dolor de una familia que te falló te vuelve una mujer más fuerte y hermosa

Las mujeres más fuertes y hermosas son aquellas que saben transformar las lágrimas en sonrisas.

Imagínate crecer dentro de una familia que no te apoya. Son tus primeras relaciones –por lo tanto– piensas que así se manejan todos. Creces con miedo, con desconfianza, y esperando que todos te den la espalda en algún momento.

Romper con tus creencias y cambiar el rumbo de cómo creciste es muy difícil. Son heridas muy profundas que te cambian la completamente tu forma de ver la vida, y muchas veces se vuelven tu peor enemigo. 

También lee: Las mujeres que sonríen a pesar de los problemas son las más almas más hermosas

No es fácil que todos los que te vieron crecer te hayan fallado; son tu primer contacto con la humanidad y normalmente réplicas comportamientos. Romper con lo negativo, quedarte con lo positivo y comenzar a sanar no es tarea sencilla. 

Por ello, aquellas mujeres que consiguen superar tan difícil obstáculo se convierten en las mujeres más fuertes y hermosas. El dolor –bien dirigido– se convierte en el maestro más sabio.

mujer

Del sufrimiento se aprende mucho, y al caernos tantas veces entendemos cómo levantarnos más fuertes que nunca. Podemos compartirlo, y enseñar a otros a no seguir los caminos que nosotras hemos aprendido no sirven.

Más que un corazón roto, una familia que no estuvo para ti es un trauma difícil de superar. La tristeza te acecha en todo momento, los fantasmas el pasado no te dejan en paz, y el perdón es difícil de conseguir. 

Sin embargo, las mujeres más fuertes y hermosas son aquellas que saben transformar las lágrimas en sonrisas. 

Te recomendamos en video: