Wellness

Higiene íntima: 8 claves de cuidado que debes conocer

No hablamos mucho de este tema abiertamente, y por eso hay algunas confusiones sobre qué debemos hacer en nuestra rutina diaria. ¿Conviene depilarse completamente? ¿Se aconseja el uso de jabón?

Por: Carolina Palma Fuentealba.

1) Lavarse muchas veces al día
Solemos pensar que conviene lavarse la zona íntima muchas veces al día, y de hecho cómo no recordar el bidé de nuestras abuelitas, que invitaba a hacerlo en cada visita al baño. Consultamos a la Dra. Laura Fleider, ginecóloga e integrante del Servicio de Ginecología del Hospital de Clínicas de Argentina, quien nos contó que «es aconsejable limpiar la zona íntima una sola vez al día, externamente, con agua pura». Esto si no existe algún problema inesperado.

DESCUBRE MÁS

  1. ¿Tu pareja «termina» antes que tú? Descubre las posiciones para prolongar el placer
  2. Gustos perversos: fetiches sexuales que los chicos aman
  3. 4 claves para hacerle el mejor sexo oral de su vida, ¿te atreves?

 

2) Depilación, ¿completa?
Para la experta argentina, el vello púbico tiene una función protectora, pues detiene el roce con la ropa interior. «Pero es importante no tener vello en exceso, ya que favorece la transpiración y el mal olor». En cambio, para Valentín Manríquez, ginecólogo de Clínica Avansalud, depende de cada mujer. «La piel de esa zona es más delgada, y el vello púbico lo protege, aunque existen mujeres más sensibles que otras. Si toleran bien la depilación en esa área, no hay problema. Ahora, la sensibilidad del placer sexual no cambiaría nada y, con respecto a esa idea que los vellos protegen de infecciones, no es cierto. No aumenta ni disminuye las posibilidades. Deben tener presente que, secundariamente, si se rasuran puede existir inflamaciones del folículo piloso y aparición de foliculitis».

3) ¿Ropa interior sólo de algodón?
Sí. No influye el tipo o modelo del calzón (colaless, pantaleta) en tener más o menos infecciones, pero sí el material. Mucho mejor si es de algodón, porque otras telas provocan calor y humedad. «Para las que sufren de alergia en la zona vulvar, se recomienda lavar la ropa interior con un jabón hipoalergénico. Si se junta con el resto de las prendas, puede pegarse detergente y generar alergia», recomienda el ginecólogo de Avansalud. Y agrega un dato que no conocíamos: «Si sufren de estos problemas, mejor utilizar ropa interior blanca, porque los colorantes podrían causar alergia en personas sensibles».

4) Protectores diarios
Algunas se sienten mucho más seguras cuando los usan, es cierto. ¿Pero qué dicen los expertos? No los recomiendan. «Los protectores diarios no permiten una ventilación adecuada de la zona íntima y favorecen el exceso de humedad y calor, lo que puede derivar en infecciones vaginales. Se deben usar solamente cuando se tiene un flujo fuerte por el ciclo menstrual o cuando se está en un tratamiento con cremas u óvulos. Y debe ser cambiado cada 4 horas aproximadamente», dice Fleider. «Es más recomendable cambiarse la ropa interior una vez al día y hacer aseo con agua que los protectores», aporta Manríquez.

6) Sí a los tampones
Mantenemos una relación de amor-odio con ellos. Algunas no pueden vivir sin ellos y otras temen introducirse el producto. «Los tampones son buenos absorbentes de la sangre menstrual y evitan el mal olor que tiene la sangre al contactar con el aire exterior. Es importante que se cambien cada 4 a 6 horas y no se usen por períodos prolongados, como durante la noche al dormir», aconseja la especialista trasandina. Para las que usan toallas higiénicas, su recambio es completamente personal, asume el ginecólogo. «Si se tiene un flujo intenso, el recambio será más frecuente. Cuando se necesita usar más de 5 toallas al día, significa que el flujo vaginal es grande. En ese caso conviene visitar al ginecólogo para conocer la causa».

7) Jabones íntimos
Quizás es uno de los temas más controvertidos, y pudimos comprobarlo. Hace algunas semanas se lanzó un nuevo jabón íntimo inocuo, respetuoso del manto hidrolipídico y de la flora genital. Por esa razón quisimos averiguar si conviene usarlo. Encontramos dos posturas. La doctora Laura Fleider explica que para no sufrir irritaciones ni infecciones es importante que la zona íntima mantenga en forma adecuada su temperatura, humedad, pH, sustancias que se encuentran en ella. «El fundamento de higienizar la zona íntima es, al igual que en el resto del cuerpo, la remoción mecánica de gérmenes, suciedad y detritus. La zona íntima debe lavarse con agua tibia y un jabón adecuado. El jabón es distinto al que se usa en el resto del cuerpo, ya que la zona íntima tiene un pH ácido, a diferencia del resto del cuerpo que es alcalino. Además, es saludable que el jabón íntimo cuente con prebióticos, que estimulan el crecimiento de la flora normal de la zona íntima», explica. Pero el experto de Avansalud no los recomienda. «Se aconseja hacer aseo general sólo con agua, que escurra. El uso de jabón podría producir, en el largo plazo, resecamiento de la piel o alergia. Además, estos productos pueden tapar un mal olor que se debería tratar de otra forma. Si es el caso, opten por visitar a su ginecólogo».

8) Post sexo
Muchas mujeres sufren de infecciones vaginales, las que a veces se producen por la actividad sexual. Por esa razón, conviene mantener una rutina post sexo. ¿Has escuchado que debes orinar después? Es cierto. «Es ideal que las mujeres, después de mantener relaciones sexuales, orinen y laven la zona con agua. Al hacer el aseo, disminuirá el prurito, la sensación de picazón que se puede producir cuando los fluidos irritan», asegura Valentín Manríquez.

 

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO
SexualMENTE: pros y contras del amor de lejos

Y EN IMÁGENES
Sexo, orgasmos y erotismo: 10 frases imperdibles

Imagen foto_00000018

Tags

Lo Último


Te recomendamos