Mujeres de Marte y hombres de Venus

Estamos en una transición y los roles se están modificando. Ni bueno, ni malo.

Recuerdo aquél título del famoso libro Los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus , yo era una niña, pero empezaba a meterme en el hábito de la lectura con mi madre y ése ha sido uno de los ejemplares de cabecera de la familia, de varias mujeres.

Rápidamente identifiqué el rol que desempeñaban la mujer y el hombre en mi vida, lo veía con mis padres. Él (mi padre), protector, proveedor y solucionador, ella (mi madre) participaba en la organización y administración del hogar y la parte emocional.

Siempre es delicado tocar cuestiones de equidad de género, pero hace poco esuché a la terapeuta Anamar Orihuela dar una descripción de este cambio de roles que se está dando en la época moderna, visto desde la parte mística de los planetas.

Nuestras referencias han sido Venus y Marte. La Diosa de Venus es del amor, la belleza y las emociones. Por otro lado, el Dios de Marte es guerrero, competitivo y estratega. Luego entonces, estamos en una época en la que la naturaleza biológica nos obliga a ponernos en orden y equilibrio, entender que este cambio trae consecuencias en todos los aspectos de nuestra vida y a reflexionar sobre esta transición.

La terapeuta enlistó una serie de características de los nuevos hombres de Venus y las mujeres de Marte, si te identificas con ellas, entonces continúa leyendo para conocer cómo puedes llevar la fiesta en paz con los demás.

Mujeres de Marte

  • Mentales
  • Estrategas
  • Resolutivas
  • Controladoras
  • Individualistas
  • Competitivas
  • Ama ser necesitada
  • No confía en los hombres
  • Dirigen

Hombres de Venus

  • Emocionales
  • Pasivos
  • Permisivos
  • Complacientes
  • Cálidos
  • Empáticos
  • Siente que carece de méritos
  • Actúan como hijos de sus parejas
  • Buscan dirección

Algunos estarán de acuerdo, otros preferirán reservarse su opinión, pero es un hecho que esta transición es cada vez más fuerte y una de las consecuencias ha sido la constante confrontación de género y una ola de violencia.

Según esta teoría, ninguna de las dos partes está conforme. Por un lado, ellos opinan que las mujeres hemos adoptado una postura de controladoras autosuficientes, devaluando las cualidades masculinas y generalizando el machismo. Por otro, ellas aseguran que los hombres han perdido la seguridad, el comprmiso y han adoptado una postura cómoda.

Con todo esto, me queda claro que seguimos en la búsqueda de esa identidad que nos equilibre, que para convivir sanamente debemos (uno) aceptar nuestra propia naturaleza, (dos) reconocernos como personas únicas, (tres) confiar en nosotros mismos.

Además, es un hecho que el modelo tradicional de la escuela de nuestros padres siempre estará presente y de alguna manera lo seguimos anhelando. Con límites y pequeñas modificaciones, pero sigue ahí, en los actos caballerosos de los hombres, en su abrazo protector y en la manera única y sutil que tenemos nosotras de apreciar la belleza y los detalles.

Me encantaría conocer tu opinió sobre esta transición, ¿te identificas más con Marte o Venus?