Señales de que debes terminar con una amistad

A veces elegimos a las personas equivocadas como nuestros amigos y a veces nosotros somos los equivocados.

Igual que en las relaciones de pareja, las amistades tienen sus altibajos y momentos en los que debes decir “hasta aquí” para evitar daños irreversibles. A veces lo mejor es cortar de tajo y terminar pacíficamente cada uno por su lado.

Los factores para una separación de tu mejor amigo/a pueden ser muchos. Hay momentos en que sólo ameritan un poco de tiempo y espacio, y otros en los que de plano lo mejor es alejarse. Vale la pena que sigas leyendo las señales de que una amistad ya no es conveniente, a conitnuación:

Mentiras

No importa si tu amistad es con un hombre o una mujer, la honestidad es la clave de todo. Tanto en las cosas serias como en las simples. Una amistad es una extensión de ti, por lo que debe basarse siempre en la verdad, aunque a veces no sea muy agradable.

En el momento en que uno de los dos empieza a mentir, aunque sea para evitarle una mala pasada a alguien, la relación ya se deterioró y los problemas llegan inevitablemente. Los lazos e confianza son el primer paso para construir una amistad leal, si no los tienes entonces es momento de decir adiós.

Recibe mucho y da poco

Los amigos están para apoyarse en todo sin importar tiempo ni lugar. Algunas veces tú serás el o la desafortunada, otras veces lo contrario. Pero lo que no se vale es esperar todo desde el otro lado. Si detectas que tu amigo/a del alma espera mucho de ti, no está mal, lo feo es que cuando lo necesites siempre tenga un pretexto para no estar.

Critica de más

Una cosa es la honestidad y otra es la crítica, y puedes distinguirlas muy fácil. Si cada vez que le preguntas a tu amiga cómo se te ve el vestido o el maquillaje y para todo tiene una respuesta negativa o que no te favorece, probablemente es tiempo de tomar distancia.

Una amistad mal encaminada, genera envidias y celos, pero puedes detectarlos en pequeños comentarios y acciones.

Ahora bien, esto también aplica cuando tu amigo/a critica a todo el que se le pone enfrente. No hay nada más incómodo que estar con una persona tan observadora.

Te pone en ridículo

Qué tal cuando a los amigos les dan arranques caritativos y hacen cosas imprudentes por ti, como ir a pedirle el número al chico que te gustó del bar, presentártelo y armar toda la escena para que se conozcan. Y eso por mencionar algunas pequeñeces.

Salir a cuidar a tu amigo/a porque ya se pasó de copas o no sabe comportarse en público es desgastante.

Cuando estás solo, estás mejor

Si de repente piensas cosas como “ahhh, por fin se fue a su casa”, ojo con eso, seguramente ya no hay nada que hacer ahí.

Algunas veces, las mejores amistades se vuelven tóxicas sin darnos cuenta y cuando menos lo esperamos. Señales como las que mencionamos aquí son de las más obvias, pero nadie sabe mejor que tú cómo es la comunicación entre ustedes. El chiste está en rodearnos de personas positivas y ser personas sanas para quien se acerque a nosotros.