Wellness

Come pizza de la forma más saludable

Dicen por ahí que “eres lo que comes” yo digo “no es lo que comes, sino cómo lo comes”.

Nunca he sido una mujer de dietas ni escatimo en la comida. El solo hecho de pensar en dejar de comer pizza me aniquila, destruye y deprime. A excepción de algún requerimiento médico, excluir de mis antojos esta delicia italiana nunca será  una opción.

Aun así considero que, como todo en la vida, equilibrar las porciones y combinaciones me va a permitir seguir disfrutando ilimitadamente cualquier placer culinario culposo. El problema con la pizza es que no puedes conformarte con una sola rebanada, una porción de 100 gramos contiene 200 calorías aproximadamente. Sin contar los hidratos de carbono, grasas saturadas y sal.

Cuando lo analizas es el terror, no puedo creer que le meta todo esto a mi cuerpo. Y eso que mi promedio de consumo es una vez a la semana, no puedo pensar en países como Estados Unidos en donde el 20% de los adolescentes  y niños la consumen diariamente.

Los expertos en nutrición ya se dieron cuenta de que quitar la pizza del menú no funcionará nunca, así que de alguna manera la solución ha sido innovar en ingredientes y hacerlas más saludables. Los restaurantes de comida rápida que incluyen pizza en su menú ya no son una opción, lo de hoy es hacerlas de manera artesanal, crear nuevos “toppings” y utilizar ingredientes más orgánicos en su preparación.

De hecho, en mi ciudad hay una especie de ola por las pizzas a la leña, las cuales están hechas con una masa súper delgadita con ingredientes que incluyen más verduras, frutas, mariscos y especias. Pero esta nueva “moda de pizzas” aún no llega a todos lados. Mientras tanto puedes aminorar el impacto de tu consumo con estos consejos:

  1. Las pizzas no son escenciales en tu pirámide de alimentación. Velas solo como un antojo que puedes cumplirte de vez en cuando.
  2. En lugar de tomar 3 rebanadas enormes, puedes engañar a tu saciedad con 3 mitades de cada una solamente.
  3. Acompaña siempre tu pizza con una ensalada o vegetales, así reduces el contenido calórico y te llenas más rápido.
  4. Prefiere los “toppings” de verduras, en serio hay alternativas deliciosas y más saludables que los embutidos.
  5. No bebas refresco mientras comes. Puedes hacer un preparado de agua mineral o gasificada con naranja natural (sin azúcar) o limón.

Si resultaste ser una pizza lover haz estas pequeñas prácticas para disfrutar tu platillo favorito sin remordimientos y de una manera más saludable.

Tags

Lo Último


Te recomendamos