Wellness

10 temas incómodos que se tratan en la cena de Navidad

Esta Navidad, antes de regresar a casa, prepárate para tratar algunos de estos temas incómodos con tu familia.

Navidad es la excusa perfecta para reunir a todas las familias. No importa si estás estudiando o quisiste independizarte e incluso tampoco es importante si ya tienes a tu propia descendencia en casa, tanto el 24 como el 25 de diciembre te reunirás con aquellas personas que te vieron crecer.

Sin embargo, en dada convivencia, siempre existirán las tan peculiares conversaciones, discusiones o, más bien, debates que distinguen a la fecha. Tanto tus tías entrometiéndose en tu situación sentimental, como tu madre entrometiéndose en tu situación laboral.

Y, bueno, entre otros temas como estos:

1. Tu ex

Hace tanto que no te ven que se olvidaron de que terminaste con Alfredo/Alonso/Alejandro/Enrique/Roberto. O quizá tú misma olvidaste comentarles la tan terrible ruptura.

Puede que tu madre aún lo añore como yerno.

2. Tu complexión

No faltará el comentarios de tu abuela o tu tía. Si tienes suerte, éste sera: “Ay, hija, estás muy delgada.” Si la cosa no te pinta tan bien, será más bien: “Ay, hija, como que embarneciste este año, ¿no?”

Claro, por la ruptura con Alfredo/Alonso/Alejandro/Enrique/Roberto, mencionará tu mamá. Casi como si intentara disculparte.

3. Tu prima lejana, amiga o quizá hija de alguna conocida de la familia

Muchas crecimos bajo la sombra de una hermana mayor. Otras tuvieron la fortuna de ser hijas únicas. Sin embargo, por igual, todas hemos recibido alguna comparación con otra chica de nuestra misma edad.

Es normal. Es casi como si quisieran que la pongamos de ejemplo. Que si ya se casó, que si terminó la carrera antes, que si cambió de trabajo y muchas otras variables.

4. Tu antigua compañera de la escuela

Seguro que tu mamá la mencionará con la idea de que aún son amigas. Desde luego, ignora que se han distanciado. Es casi como si te recordaran como la chica que fuiste en el colegio.

5. Tus gastos

De plato fuerte, seguirá aquellas dudas profesionales acerca de tus gastos. Que si el departamento donde vives es muy caro, que si gastas demasiado en luz y demás servicios y entre otros gastos.

6. Tu manera de conducir

Ojalá las festividades no te incluyan en traslados, porque seguramente ése será otro tema a discutir. Tu manera de conducir, ya sea demasiado rápido o demasiado lento (que también se toma a discusión).

7. Tu vida estudiantil

Aunque ya la hayas pasado o estés a punto de terminarla, tus padres muy probablemente la mencionarán como causa-consecuencia de que actualmente no estés un puesto arriba de tu actual trabajo. O, si eres afortunada, esto será al revés: presumir tus logros estudiantiles con el resto de tu familia.

8. Tu régimen alimenticio

Si es que decides cambiar tu manera de comer, sobre todo con las opciones veganas y vegetarianas, ten por seguro que será otro tema incómodo con tu familia en la cena de Navidad. Mejor no mencionarlo y limitarse a probar la ensalada.

9. Tu pareja

Si es que tu madre aún añora como yerno a quien te rompió el corazón o quitó el tiempo, quizá no adore a tu nueva pareja tanto como tú. Démosle un poco más de tiempo.

10. Tu vida sexual

OK. Si este tema sale en la conversación, quizá sea momento de correr.

Pero no antes del postre.

Tags

Lo Último


Te recomendamos