Practica el judo emocional y reconquista a tu ex

Si terminaron mal, pero sabes que podría funcionar y lo quieres, es hora de aprender un poco de judo para restablecer contacto. No, no lo vas a noquear: se trata de canalizar energías.

Terminaron. Ya leíste y seguiste todos los pasos para olvidarlo. Ya fuiste de compras, ya te amenazaron tus amigas con amordazarte si vuelves a sacar el tema y ya hasta saliste con otras personas. Aun así piensas que terminar con tu ex fue un error. A veces es complicado saber qué te empuja a volver, ¿la necedad?, ¿la soledad?, ¿la angustia porque se acerca el día de los enamorados?, ¿la nostalgia? Lo primero que tienes que hacer si tienes en mente volver con él, o por lo menos quedar en mejores términos, es estar segura de que es porque lo quieres y no por venganza o porque te sientes sola/aburrida. El segundo paso es no contactarlo en un mes.

¿Cómo, cómo? ¿Si quiero contactarlo no debo contactarlo? Sí, al principio, y hay una razón muy lógica. Por un lado, debes dejar que se calmen los sentimientos malos como el enojo, pero también los buenos, porque el exceso de amor te dará prisa y construir una relación con prisa es como construir una casa de paja. Sí, como con los tres cochinitos.

Cuando terminas con alguien no te sientes como para comerte el mundo, estás triste, quizá te sientes culpable, y los ojos hinchados no le quedan bien a nadie. Y no me digas que terminaron hace mucho así que te puedes saltar esa parte, porque si en este momento te urge empezar y llamarle es señal de que todavía no te sientes bien. Vamos a contar 30 días desde la última vez que lloraste/estuviste a punto de llorar por él.

¿Lista? ¿Segura? ¿Sin trampas? Bueno, aprendamos un poco de judo entonces. ¿Conoces los principios de esta arte marcial? Su creador, Jigoro Kano, lo basó en tres principios que podemos aplicar a las relaciones:

1. Principio de la máxima eficiencia del cuerpo y el espíritu

Durante ese mes aplican las reglas básicas, y son obligatorias: nuevo look que te haga sentir más bonita; comenzar un nuevo hobby o rutina de ejercicio y seguirla durante mínimo tres semanas para mantener tu mente ocupada; salir en mínimo dos citas con otras personas para recuperar “tu juego” y subir tu autoestima.

Hasta que no hayas hecho todo eso ni siquiera puedes considerar comenzar, porque si no te sientes segura, bonita y en paz, corres el riesgo de romper a llorar o intentar medidas desesperadas. Y ya sabemos que en estos casos, mientras más obvia y desesperada te veas, más lejos te van a mandar.

También en esta etapa tienes que hacerte a una idea muy difícil: date cuenta de que la relación que tuviste con tu ex está muerta y déjala ir. Por algo terminaron, ¿no? así que en vez de querer recuperar lo perdido debes pensar en términos de volverlo a conquistar, de volver a ser esa persona de quién se enamoró en un principio, y no aquella que al final gritaba, lloraba, decidía terminar. Para esto sirve mucho también no espiarlo en redes sociales ni otros medios, borrón y cuenta nueva, déjalo ir de verdad.

Si te fijas, la descripción de este principio de judo pega perfecto con todo esto:

Mejorar el cuerpo y la salud del mismo a través del ejercicio, la buena nutrición, los hábitos saludables, la vida en sociedad, el trabajo y actividades recreativas que nos hacen felices respetando nuestro organismo. Cultivar el espíritu, meditar, practicar el arte y compartir nuestros conocimientos, ayudar a los demás y evolucionar dentro del judo.

ap458191011795.jpg

2. Principio de la prosperidad y beneficios mutuos

El camino para formar un buen judoka, un ser humano más completo, es la solidaridad con los demás, lo que nos lleva a mejorar nuestro entorno y el de quienes nos rodean. El progreso tiene que ver con la cooperación y la ayuda desinteresada. Esto es lo que hablábamos de volver con tu ex sólo cuando crees que de verdad lo amas, que tienen un futuro juntos y que él también estaría mejor contigo.

No es un acto de egoísmo, es poner las bases para volver a crear algo juntos. Si en tu relación hubo violencia o le fuiste infiel, si lo lastimaste terriblemente y no tienes intención de cambiar, entonces retírate ahora, deja que lo supere y que salga adelante sin ti, eso sería solidaridad en ese caso.

3. Principio de suavidad

Este es el que aplicarás al momento de contactarlo. Primero manda un mensaje para saber qué tan fría esté el agua. Las reglas son estas: haz alusión a algo que sepas que es un buen recuerdo o un cumplido y cierra la conversación inmediatamente. Y pase lo que pase, conviértelo en algo positivo. ¿Te contestó tan bien que te quiere ver ahora? “A mí también me dio gusto hablar contigo, a ver si nos vemos cuando tenga menos trabajo”; ¿su respuesta tiene más odio que el lado oscuro de la fuerza? “entiendo que te sientas así, espero que en adelante te vaya muy bien en la vida”; ¿no contestó o fue neutro? Recuerda que seguramente lo tomas por sorpresa, no te pongas negativa tú, si no contestó olvídate durante mínimo tres días y si fue neutro, cierra: “no sé, de pronto me acordé de ti, que estés muy bien :)”

Una metáfora del mismo Jigoro Kano explica mejor que yo lo que estamos haciendo: “Lo que realmente significa suavidad es: suponga que la fuerza de un hombre se puede avalar en unidades, por ejemplo el hombre que se encuentra frente a mi tiene diez unidades de fuerza, mientras que mi fuerza es de siete unidades.

Entonces si él me empuja con toda su fuerza seré derribado aunque me oponga con toda mi fuerza. Eso ocurre porque uso fuerza contra fuerza, pero si cedo y mantengo mi equilibrio, su impulso lo derribará a él o al menos lo dejará en una posición de desventaja que con mis siete unidades de fuerza me serán más que suficiente para derrotarle.

Aún si yo fuera más fuerte que él sería mejor aplicar la suavidad ya que por el simple hecho de ceder frente a su fuerza estoy economizando energía.”

¿Ves cómo es lo mismo? Cada vez que te topes con negatividad, antes que nada valida sus sentimientos, porque también tu ex los tiene y también está tratando de lidiar con ellos. Luego, mantén el equilibrio economiza energía, poco a poco se cansará de atacar y tú estarás en posición de vencer.

¿Por qué debes rechazarlo un poco incluso si su respuesta es buena? Recuerda que ya lo pasado pasado, incluso la intimidad. Si realmente quieres construir una relación debes comenzar de nuevo a salir, a conquistar, a conocer a la persona que tienes enfrente. Tienes el conocimiento del pasado como ventaja para saber qué camino no tomar, el resto déjalo atrás, hasta lo bueno. Además, si tomas demasiado pronto el camino sexual puede que después de eso se vuelva a perder el interés y se sienta más como “la despedida que no se habían dado” que como un nuevo comienzo. A menos que sea lo que quieras, es mejor esperar.

¿Tú has vuelto con algún ex? ¿Cómo fue?