Tu Vida

Madres alfa, un nuevo modelo de mujer que lo puede todo. ¿Te identificas?

Porque la mujer ya no ve la maternidad como un modo de sumisión y sometimiento

¿Estás acostumbrada a realizar las tareas del hogar, el cuidado de tus hijos y además cumplir con tus responsabilidades laborales? Felicidades, eres una mujer todopoderosa, o mejor dicho una madre alfa.

Se trata de un nuevo modelo de mujer de nuestros tiempos que surge a causa de la crisis económica, la revolución tecnológica y ecológica así como de la reivindicación de sus derechos. Hoy, la mujer es capaz de decidir por sí mismas cómo organizar su vida, cuidar de su alimentación y estar siempre impecables por dentro y por fuera.

Según un estudio llevado a cabo Belén Barreiro, ex-presidenta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), las madres alfa se perfilan como mujeres de entre 35 y 49 años, con educación, estudios, con puestos de responsabilidad y con hijos pequeños a su cargo. Este tipo de mujeres representan un 4,3% del total de la población femenina y sin duda, serás capaz de reconocerlas a kilómetros.

Es la típica señora que está en el estacionamiento de la escuela con una mochila en un hombro, un bolso en el otro, su teléfono en mano, siempre enviando un mensaje de texto a alguien. mientras vigila que sus hijos no se escapen ni corran por doquier. Es la clásica que tiene tiempo para asistir a juntas de padres de familia o al festival escolar y tener una presentación lista para la junta de la tarde.

Un rasgo característico de la mayoría de las madres alfa es que suelen llevar muy bien las finanzas, manejan solas la economía del hogar y las cuentas bancarias así que no sorprende que incñuso se encarguen de la administración del edificio donde viven o que sea quien se encarga de la organización de la graduación de sus hijos.

Estas son algunas de las características que las convierten en Alfa:

Saben lidiar con el estrés

Gracias a su intensa agenda, las madres alfa suelen vivir bajo una tensión constante pero se vuelven capaces de gestionar varias tareas a la vez. Esto les ayuda a no perder la cabeza pues aprenden a manejar situaciones particularmente difíciles. Al final, siempre encuentran tiempo para relajarse o hacer algo que les haga olvidarse del ajetreo del día.

Se sienten satisfechas con la vida

Por lo general, las madres alfa no tienen más opción que cargar sobre sus hombros las responsabilidades del hogar y el trabajo. A pesar de ello, se sienten plenas con su vida pues confían que tienen todo bajo control y que no pierden oportunidad de hacer lo que les gusta, además de pasar tiempo de calidad con sus hijos y desarrollarse profesionalmente.

Desarrollan una autoestima más sólida

Las madres alfa son mujeres que han ido construyendo un alta autoestima a lo largo de los años ya que saben que no pueden dejarse superar ante la gran responsabilidad que tienen. Se conocen perfectamente y saben cuáles son sus límites (aunque a veces los sobrepasen).