Maternidad idealizada: las mujeres que se arrepienten de haber tenido hijos

Mientras unas mujeres pasan toda una vida soñando con ese momento, otras, al convertirse en madres, se dan cuenta que no era lo que esperaban.

Por Karen Hernández

Casi desde que nacen, las mujeres son 'vigiladas' y juzgadas por su comportamiento y decisiones. La sociedad las presiona sobre lo que debe ser, lo que se espera de ellas y lo que realmente ellas desean.

Las mujeres han cambiado su manera de pensar en torno a la maternidad, pero justo cuando la sociedad aún está tratando de entender el movimiento de las NoMo (No Mothers), aparece otro grupo que es juzgado duramente: las madres que se arrepienten de serlo.

MÁS: Mujeres NoMo: el movimiento que rompe con la idea de que lo natural es tener hijos

Conversamos con la doctora Selene Beltrán, psicoterapeuta especializada de la Sociedad de Psicoanálisis y Psicoterapia de México, quien habló para nuevamujer.com sobre lo que lleva a las mujeres a experimentar un sentimiento.

El arrepentimiento no está relacionado con no amar a los hijos o no querer hacerse cargo de ellos, más bien se trata de: "un deseo profundo de revertir una decisión, es decir, que si pudiesen retroceder el tiempo, habrían preferido no embarazarse", explica la experta. Las razones pueden ser infinitas, desde cuestiones de edad, económicas, hasta los ca- sos de violación, donde la mu- jer resulta embarazada, pero el aborto no es una opción.

MÁS: 10 cosas que las mujeres que no queremos tener hijos estamos hartas de escuchar

"A muchas mujeres les pesa el hecho de que alguien dependa de ellas para toda la vida, por eso surge la idea de que el ser mujeres no implica tener que disfrutar de ser mamá". Pero el problema está en que la maternidad es entendida como una especie de conexión entre la mujer, la familia y la sociedad, una "prueba de fuego" para no quedarte fuera y de no haber ese instinto, necesidad o deseo maternal, la mujer es juzgada duramente. "El sentimiento puede ocurrir en cualquier momento: desde que se entera que está embarazada y lo rechaza, durante el embarazo e incluso cuando el bebé nace o va creciendo", explica Beltrán.

MÁS: Mujeres NoMo: el movimiento que rompe con la idea de que lo natural es tener hijos

En muchas mujeres se presenta la depresión post parto, donde las hormonas provocan un trastorno en el estado de ánimo después de dar a luz. La ansiedad, la tristeza y el cansancio extremos se hacen presentes, provocando que, en muchas ocasiones, la madre vea al bebé como una carga e incluso puede sentirse arrepentida, no deja de sentirse feliz por haberse convertido en madre. Pero a diferencia de las que atraviesan por este tipo de depresión, en la mujeres que se arrepienten de ser madres prevalece la sensación o la idea de que han cometido un error y que la maternidad no es para ellas.

Imagen foto_00000016

 

MÁS: ¿No sabes por qué llora tu bebé? Una (o más) de estas 5 razones podría ser la causa

De acuerdo con la doctora Beltrán, un factor importante que influye en este tipo de pensamiento es el emocional y el social: "Hay mujeres que se plantean la posibilidad de ser madres pero puede que su contexto social no sea un apoyo, ya sea porque hay un rechazo por parte de la familia, porque no tiene una pareja o por su situación económica. Esto la hace entrar en una situación critica que despierta un rechazo al embarazo o al bebé". La especialista afirma que con el segundo hijo es más difícil que esto ocurra ya que en teoría hay mayor experiencia, una economía más sólida y una relación más estable aunque claro, también puede ocurrir todo lo contrario, desatando rechazo.

El tema de la maternidad sigue teniendo un choque entre lo que se espera y lo que una quiere ser. Nos rigen reglas no escritas, pero impuestas por una sociedad que idealiza la idea de que una mujer tiene que tener hijos para ser feliz y realizarse y aquella que no lo hace es catalogada como malvada, egoísta e incluso promiscua.

MÁS: Consejos y posturas infalibles para conciliar el sueño durante el embarazo

Lo más importante es que la mujer tenga claro los motivos que la hacen mostrar arrepentimiento hacia la maternidad: "Hay que diferenciar entre un trastorno mental y una depresión post parto". En este lado b de la maternidad, la familia tiene que ser un soporte donde la mujer pueda expresar lo que está sintiendo y acudir a un psicólogo o un especialista en salud mental es básico para guiarla y darle el tratamiento adecuado.

 

TE RECOMENDAMOS EN IMÁGENES

15 ilustraciones divertidas de todo lo que implica ser mamá

Imagen foto_00000001