Problemas vaginales: cuando tu zona íntima se estresa

Presta mucha atención pues podría tratarse de una enfermedad severa.

Por Redacción Nueva Mujer

Durante la menstruación es muy común sentir molestias en el vientre, pues son un síntoma propio de esos días en los que los cólicos hacen de las suyas. Lo que no es normal y podría considerarse como un signo de alerta son los calambres fuera de los días en los que estás reglando.

A mitad del ciclo es común que se hagan presentes pues el óvulo está maduro y sale del folículo de las trompas. Ahí se pueden presentar algunos dolores, pero no deberían ser tan intensos o continuos como los de los días donde hay sangrado.

Cuando la capa del endometrio se expande fuera de él, puede provocar dolores intensos al momento de tener relaciones sexuales. La Asociación Española de Endometriosis señala que los calambres antes y después del periodo y dolor vaginal al momento de la relación sexual son algunos de los síntomas. Aunque también apunta que sólo un especialista podrá diagnosticar esta enfermedad.

DESCUBRE MÁS:

Tranquila, leer la palabra cáncer a veces puede resultar perturbador, pero de acuerdo con la American Cancer Society, tener un constante dolor en la pelvis, acompañado de dolor al orinar o tener relaciones sexuales podrían ser un síntoma de que algo no anda bien con tu zona íntima. Tu cuerpo está hablando y reaccionando ante algo que no está bien. Lo ideal es que consultes periódicamente a tu ginecólogo.

Si hay una enfermedad crónica de la pelvis, que va desde la vagina hasta la cervix, las trompas y, en general, en el aparto reproductor femenino, causado por relaciones sexuales, uso del DIU e incluso, un aborto mal realizado, puede haber dolor en la vagina y vientre. El dolor usualmente no viene solo, está acompañado de una serie de síntomas que no deberás ignorar.