¿Cómo escoger el mejor método anticonceptivo sin que implique engordar?

Las mujeres tienen temor de que los métodos anticonceptivos hormonales las engorde.

Por Gabriela Vaca Jaramillo

Enrique Noboa, médico ginecólogo, con 30 años de experiencia en endocrinología ginecológica, especialidad que se dedica al estudio de las hormonas en la mujer, conversó con Nueva Mujer y abordó sobre las recomendaciones para elegir el mejor método anticonceptivo.

A criterio de Noboa, las hormonas son positivas desde el punto de vista para evitar embarazos pero también pueden tener efectos secundarios en cierto tipo de mujeres.  "Como ginecólogos no sólo debemos recomendar medicamentos hormonales adecuados sino ver a las pacientes adecuadas , es decir, que nosotros los médicos somos los obligados para seleccionar a la paciente adecuada para recibir anticonceptivos hormonales, no todos pueden hacerlo y por eso es mi aclaración", señala.

Si bien en algunas mujeres se nota un ligero aumento de peso luego de comenzar a tomar la píldora, esto no es un cambio riguroso que sufren todas. Es más, son muy pocas las que transitan por esto.

        DESCUBRE MÁS:

 

Estudios científicos confirmaron que la píldora no causa el aumento de peso; sólo un 4% de las mujeres que la toman han sufrido este cambio. Esta teoría puede tener su origen en versiones más antiguas, que contenían dosis muy altas de estrógeno, causante del aumento de peso.

De todas formas, si alguna mujer experimenta un aumento de peso, no tiene que ser obligatoriamente causado por las pastillas. Otros médicos comentan que eso que llamamos 'engordar' se puede confundir con la retención de líquidos sufrida durante el período premenstrual, ya que la mayoría de las mujeres pasan por este trance tomen o no la pastilla. Luego, durante la menstruación estos líquidos van eliminándose del cuerpo y, por tanto, ese peso que se ha adquirido disminuye.

Lo que también es importante a la hora de tomar la pastilla anticonceptiva es el consejo de tu médico. Lo más recomendable es hacer una evaluación endocronológica para que se le pueda recetar el método anticonceptivo ideal para ti, según tus necesidades y características.

La gran pregunta es ¿Qué tipo de mujer es la que no debe recibir hormonas? El galeno enfatiza, desde su experiencia profesional y afirma que en ese grupo encajan las mujeres mayores de 45 años que tienen factores de riesgo cardiovascular, por ejemplo, hipertensión arterial, alteración de las grasas en la sangre, cuando han tenido problemas en el corazón o los riñones y algo muy importante, que es propio de esta época, la mujer que fuma porque no es la candidata ideal para recibir hormonas.

Bajo estos parámetros y si a esto le sumamos mujeres obesas y sedentarias ya tenemos indicadores para seleccionar a las mujeres que no deberían recibir anticonceptivos.

"Si yo tengo una mujer joven y sana, que hace ejercicios en el parque y no presenta alguna enfermedad cardiovascular y que tiene una buena alimentación, pues ella no tiene nada que temer. Si le añadimos que cada año tenga un control ginecológico para analizar sus exámenes de las mamas, ecografías pélvicas, entre otros se puede evaluar cómo están reaccionando las hormonas de sus anticonceptivos", dice.