Aprende a preparar comida saludable con estos consejos

En un País en donde la ingesta de carbohidratos -y grasas- es tan alta, es difícil hacer dietas y comer saludable.

Por: Carmen Deliz Maldonado Rodríguez

El arroz blanco con habichuelas guisadas, tostones y pollo frito pudiera ser el plato preferido de la mayoría de los puertorriqueños. Y es que acostumbramos a duplicar o a triplicar la porción de carbohidratos en cada plato.

 

       DESCUBRE MÁS:

 

¿Qué podemos hacer al respecto? Te ofrecemos estos consejos. Aplícalos y ¡ve la diferencia!

 

Imagen foto_00000005

Aprende a combinar los alimentos: Por ejemplo, si vas a hacer arroz, no hagas papas fritas o tostones porque los tres alimentos son carbohidratos. Podrías acompañar el arroz con ensalada o vegetales. Lo importante es que tengas una porción de carbohidratos, proteínas y vegetales en tus comidas.

Sustituye el arroz de vez en cuando: Aunque el arroz es la mayor fuente de carbohidratos, no es la única. Evita su consumo y sustitúyelo por papas. Existen muchas maneras de confeccionarlas, son más saludables y nutritivas. La pasta también es una buena opción.

 

Imagen foto_00000004pie de foto

 

Quítale los "chichitos" a la carne: Esa es la parte que contiene más colesterol. Aunque te tome más tiempo, opta por sacarle la piel al pollo. Evita también freirlo en todo momento y opta por hacerlo guisado o asado.

Elige carnes 100 por ciento magras: Son algo costosas, pero reducirás considerablemente el consumo de grasa. A parte de que tu metabolismo funcionará mejor.

 

Imagen foto_00000006

No te olvides de los pescados: Su consumo es más nutritivo y saludable que la carne o el pollo.

Imagen foto_00000003                                             

Despídete de la mantequilla: Prepara tus alimentos con aceite de oliva en vez de utilizar la mantequilla. ¡Sácala de tu nevera! De esta manera estarás fortaleciendo tu sistema cardiovascular.

Usa productos descremados: Cambia los alimentos con leche entera por la versión descremada y "light".

 

 

Imagen foto_00000002

Quita las llemas: Como una forma de recucir la cantidad de colesterol, reemplaza una yema de huevo por dos claras. También puedes consumir solo las yemas, ¡mejor aún!

 

Imagen foto_00000001

Muchos colores: Prepara ensaladas con muchos colores. Entre más colores tenga, más nutrientes consumirás. En vez de aderesos, sasónalas con vinagretas. Son más saludables y bajas en sodio.

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO:

Beneficios del ajo, el súper antioxidante natural