‘Stashing’: el arte de esconder a la pareja

Las víctimas de esta práctica pueden sufrir graves daños en su salud emocional

Tener una relación de pareja debería ser una de las experiencias más gratificantes para cualquier persona, sin embargo para mucha gente eso no es así. Prácticas como el ‘Ghosting’ (desaparecer sin previo aviso mientras se está saliendo con alguien) o el ‘Benching’ (dar falsas ilusiones románticas) están destrozando cientos de corazones.

Por si eso no fuera poco, una nueva práctica se une a la lista: el ‘Stashing’. Este término, mencionado por primera vez en el diario europeo Metro, define al hecho de que una persona sea escondida de la familia y amigos de su pareja, pese a que él o ella ya presentaron oficialmente a ésta con su círculo más cercano.

Diversas causas, un mismo mal

En entrevista con nuevamujer.com, Estela Durán Mena, doctora en psicología y directora del Centro de Psicoterapia Breve e Hipnosis, explica que una persona puede aplicar el ‘Stashing’ por diversas razones. “Las más comunes son que ya tenga un compromiso previo, por lo que no puede presentar a su nueva pareja con su familia, que no esté preparada para establecer una relación formal o que no ve a su cita como un prospecto a futuro”.

Asimismo, las redes sociales y aplicaciones de citas tienen una gran injerencia en esta práctica. “Antes las parejas se conocían gracias al círculo de amigos o porque frecuentaban los mismos lugares, por lo que siempre había algún lazo social que los uniera. Ahora, con aplicaciones como Tinder, realmente no hay manera de acceder a la red de contactos de alguien que no lo desee”, indica la doctora Durán Mena.

Una práctica que daña la autoestima

El ‘Stashing’ no es una práctica inofensiva. De hecho, la persona que está siendo víctima de él puede sufrir un grave daño en su salud mental. Durán Mena indica que: “el grado de daño emocional que puede causar este tipo de relaciones es devastador. En el caso más grave, sin importar si es mujer u hombre, el afectado llega a padecer crisis existenciales y afectaciones severas en su autoestima”.

Lo anterior se deriva de que la persona que es ocultada por su pareja se cuestiona sobre su propia existencia y se culpa a ella misma, y no al otro por lo que le está sucediendo. “¿Por qué no me quiere presentar con su familia?”, “¿por qué no conozco ni a un amigo ni a un hermano?”, “¿por qué me tiene en las sombras generalmente?”,  “¿le doy vergüenza?”, “¿qué me hace falta o hice mal?”, son sólo algunas de las preguntas que la víctima se realiza.

Hay un trasfondo mucho peor. “Una persona que sufre ‘Stashing’ suele tener un nivel de autoestima y seguridad algo vulnerado”, indica la doctora Durán Mena, y agrega: “Por ello es que no puede enfrentar a su pareja desde las primeras señales que indican la está manteniendo en las sombras”. Aunque esto no significa de ninguna manera que tenga la culpa de lo que está sucediendo.

¿Cómo saber si se es víctima de ‘Stashing’?

No existe una regla general de tiempo, pero una persona puede darse cuenta que está siendo víctima de ‘Stashing’ si lleva saliendo formalmente con su pareja más de dos meses (puede extenderse hasta los seis) y ésta no le ha presentado a alguien de su familia o amigos cercanos en ese lapso. “Sobre todo si ella o él ya lo introdujeron, o han querido hacerlo sin éxito, con su círculo cercano”, agrega la doctora Durán Mena.

Se puede dejar de ser víctima de ‘Stashing’

La especialiista indica que una persona que está siendo víctima de ‘Stashing’, y ya se dio cuenta, debe enfrentar la situación. “Lo mejor es platicar con la pareja y decirle directamente: ‘A mí me encantaría conocer a tu familia y amigos, adentrarme en tu vida’. Si hay un ‘no’ o una reacción que la haga sentir mal, entonces tiene que cuestionar las razones de la negativa”, explica.

Una vez que la víctima de ‘Stashing’ conoce las razones por las que su pareja no quiere presentarla con su círculo social, es necesario que le aclare lo que él o ella busca en una relación. “Puede decirle: ‘yo no quiero involucrarme de esa manera, a mí si me gustaría formalizar lo nuestro’”, recomienda la experta.

Si la pareja decide aun así no formalizar, la víctima tiene la opción de terminar la relación o de establecer nuevas reglas que convengan a ambas partes para que puedan continuar juntos.

¿Cómo sanar?

Una persona que ha sido víctima de ‘Stashing’ y cuya autoestima ha sufrido severos daños (ya sea que haya enfrentado a su pareja o no), sí tiene la posibilidad de recuperarse. La doctora Estela Durán indica que “lo primero que ella o él debe de hacer es entender por qué le sucedió eso, para posteriormente trabajar en sanar su amor propio y que así pueda, pasado un tiempo, entablar una relación saludable”.