logo
/ PinterestLas canas son parte natural de la vida: es momento de normalizarlas y aceptarlas con orgullo
Body Positive 02/08/2021

Las canas son parte natural de la vida: es momento de normalizarlas y aceptarlas con orgullo

No debes sentirte obligada o presionada a taparlas si no quieres: aceptarlas también es amor propio.

Las canas son tan normales como aumentar de peso, tener estrías o que aparezca una línea de expresión en el rostro, pero aceptar que son inevitables para las mujeres no ha sido fácil gracias a los muchos prejuicios que hay en torno a ellas.

Por supuesto, el mayor de ellos es la vejez. La sociedad le exige a ellas lucir por siempre jóvenes y perfectamente arregladas todo el tiempo, algo irreal e imposible, no obstante, nos aferra con fe a las técnicas de coloración, las pinzas para extraer los vellos y cualquier otro remedio para evitar su aparición.

aceptar las canas
Hay que dejar de darle connotación negativa a las canas.- Instagram @mirandakerr.

Lo curioso es que en el caso de los hombres estos pelos que se van tornando grises producto de la pérdida de pigmentación por el envejecimiento, son vistos como algo sexy y hasta deseable. ¿A quién no le parecen atractivos los Brad Pitt, George Clooney o hasta Richard Gere con sus reflejos grisáceos?

Afortunadamente, cada vez son más las mujeres que deciden llevarlas al natural intentando acercar ese día donde no veamos a la primera cana como el fin del mundo y que sea normal dejarlas crecer sin importar los cánones de belleza, con grandes impulsoras como Sarah Jessica Parker o Salma Hayek.

Para aceptar las canas hay que cambiar nuestra visión sobre ellas

Porque tal como escribe Ana Serrano para Glamour, en los hombres es una característica sexy y en nosotras solo están relacionadas a la vejez y no debería ser así.

Las referencias de moda y estilo nos empoderan a dejarlas al natural.- Instagram @raquelsanchezsilva.

Aceptar las canas es también verlas como una demostración de sabiduría, de experiencia, de grandes historias vividas, de la bendición de poder envejecer que muchos no tienen. Incluso, de renovar tu apariencia o sumarte una cuota de sex appeal.

El color de tu pelo no te define y el paso del tiempo tampoco debería ser algo temible por culpa de patrones estéticos. Las arrugas, las canas, la flacidez, la despedida del abdomen plano… Después de una vida bien vivida, esas son cosas que no nos deberían preocupar.

Más de este tema:

El cuerpo de la mujer cambia con el tiempo y es momento de normalizarlo

Ashley Graham nos enseña a amar nuestros cambios en el cuerpo durante el embarazo

Momentos icónicos de Victoria’s Secret que ahora odiamos

Te recomendamos en video: