Moda y Belleza

Ocho consejos para evitar la aparición de patas de gallo después de los 30 años

Una vida sana te dejará una piel hermosa.

Cuando llegamos a determinada edad, nuestra piel deja de producir tanto colágeno como cuando somos muy jóvenes, esto facilita la aparición de las conocidas patas de gallo y otras líneas de expresión en el rostro, por lo que debemos tener una buena rutina de cuidado.

Es muy importante comprender que es completamente normal y natural que el rostro tenga líneas de expresión, esto es parte de su proceso.

Ahora bien, para evitar que estas líneas sean demasiado profundas de forma prematura y existan otras marcas de envejecimiento temprano, es importante que, al llegar a los 30 años, tengamos cuidados específicos que potencien la salud de nuestra piel.

Las patas de gallo profundas se pueden evitar

Una piel sana y hermosa solo es posible si enfocamos su cuidado a la salud. Cuando el cutis está saludable, nutrido y protegido lucirá radiante.

Por el contrario, cuando hay carencias de nutrientes y protección, la piel empezará a mostrar signos negativos como manchas del daño causado por el sol, resequedad y profundas líneas de expresión o arrugas.

Mantener una buena rutina de cuidado de la piel es sencillo si comprendes cuáles son las necesidades específicas que tienes y uno de los factores más importantes a tomar en cuenta es la edad.

Cuando llegamos a los 30 se reduce mucho la cantidad de colágeno natural que produce nuestro cuerpo, es por eso que debemos ser mucho más constantes al proteger el rostro.

Estos son algunos consejos para evitar la aparición de patas de gallo

Limpieza adecuada

Uno de los errores más comunes cuando queremos cuidar nuestra piel es que pensamos que mientras más nos aseemos será mejor. Sin embargo, debemos tener cuidado con esta frecuencia, ya que corremos el riesgo de dañar la capa protectora de la piel y terminamos generando graves problemas, incrementamos la resequedad y podríamos facilitar brotes de acné.

Cuando esto ocurre, nuestra piel se vuelve más sensible y podrá dañarse con más facilidad, produciéndose así signos de envejecimiento temprano.

Humectación e hidratación

Es común que las personas no usen hidratación por temor a generar mucha grasa, sin embargo, esto es uno de los pasos más importantes, pues las glándulas sebáceas son más propensas a obstruirse si no hay una buena hidratación, lo cual produce brotes.

La falta de hidratación puede provocar que la piel pierda esa elasticidad que la hace lucir joven.

Protección contra el sol

No dejes de usar protector solar aunque no veas el sol directo. Los rayos ultravioleta siguen ahí y aunque creas que no te afectan, pueden causar mucho daño.

Esta es una de las principales causas del debilitamiento de la piel y de graves enfermedades como el cáncer.

Alimentación

Los alimentos son los que proporcionarán los nutrientes necesarios para que tu organismo se mantenga sano y esto se reflejará directamente en la piel.

Si llevamos una mala alimentación tu rostro percibirá más daños y se debilitará a temprana edad.

Colágeno

Después de los 30 años es muy recomendable comenzar la ingesta de colágeno, de hecho, algunos especialistas recomiendan que sea antes.

Debido a que la producción natural de colágeno disminuye a esta edad, es importante reforzarla con suplementos y alimentación.

Productos específicos para la zona

Para evitar las patas de gallo, es importante que encuentres productos enfocados específicamente a esta área.

Recuerda que estás en una zona muy cercana a los ojos, de modo que debes buscar productos como contorno de ojos o cremas dermocosméticas que se enfoquen en evitar líneas de expresión profundas.

Consulta dermatológica

No podemos dejar de lado la importancia de asistir a un dermatólogo. Este especialista no solo te orientará sobre cómo evitar las arrugas, sino que te ayudará a comprender las necesidades específicas de la piel para así seleccionar la mejor rutina de cuidado para ti.

Nada de vicios

Si deseas una piel sana, debes llevar una vida sana. Olvida el alcohol y los cigarrillos, estos dejarán fuertes secuelas en tu piel que podrían ser difíciles o imposibles de borrar.

Más sobre este tema:

Ocho reglas de oro para cuidar la piel después de los 30 y evitar las arrugas

Conoce la forma correcta de usar el aloe vera en la piel y cómo aprovechar todos sus beneficios

Rutina de ‘skin care’ con hielo para cerrar poros abiertos y lucir una piel luminosa

Te mostramos en video:

Tags

Lo Último


Te recomendamos