10 frases legendarias de Karl Lagerfeld

Uno de los grandes ídolos de la moda ha compartido un poco de su particular filosofía a través del tiempo.

Karl Otto Lagerfeldt nació en la Alemania de 1933. Se convirtió en un diseñador muy poco aclamado de 25 años para una marca mediocre. Pero, años más tarde, colaboraría con un centenar de firmas importantes para las que su talento sería válido. Tales como Macy’s, Chloé, Harry Winston, Fendi y, por supuesto, Chanel. (Tendría, además, su firma propia desde el año de 1974.)

Siendo una ex estrella de Andy Warhol y actual mente maestra detrás de la casa Chanel, se ha convertido en todo un ícono para el mundo de la moda. Figuras de la talla de Anna Wintour, junto con el diseñador están redefiniendo la industria.

Cada uno tiene su visión en particular, desde luego. Sin embargo, de ser un costurero a un protagonista de las películas de Andy Warhol a, finalmente, convertirse en una de las celebridades de la moda más importantes, algo habremos de aprender de Karl o, por lo menos, analizar un poco sus palabras más polémicas:

1

Nunca estoy satisfecho conmigo mismo. Y eso es lo que me hace seguir.

2

La belleza es algo que se basa en el gusto de la época. Así que una mujer bella de la Belle Époque no es exactamente la belleza perfecta de nuestros días. Entonces, la belleza es algo que cambia con el tiempo.

3

Hoy en día, las playeras de 10 dólares están más a la moda que la ropa cara.

4

Debe ser difícil tener una hija fea.

5

No tengo sentimientos humanos.

6

Fui completamente autoeducado. Nunca tuve un profesor. Aun para el inglés, el francés o el alemán. Difícilmente fui a la escuela.

7

Yo nunca como entre comidas. Me controlo bastante bien y sin píldoras, y duermo 7 horas por la noche. Me voy a la cama, duermo y despierto 7 horas después. Esto es lo más importante.

8

Soy una persona de clase trabajadora. Trabajo con clase.

9

Lo que más amo de la vida son los nuevos comienzos.

10

Sí, algunas personas me dicen que estoy demasiado delgado, pero una persona delgada jamás me lo ha dicho. Sólo la gente que podría perder unas cuantas libras dice eso.