6 soluciones de emergencia para un mal corte de pelo

¿Tu pelo quedó fatal después de ese corte? No entres en pánico: mientras crece, estas recomendaciones podrían salvarte.

Si fuiste a cortarte el pelo y el resultado fue desastroso, entiendo que hayas entrado en pánico. Antes de confinarte en un encierro voluntario o de irte a vivir a otro planeta, revisa estas soluciones de emergencia. Respira hondo, conserva la calma y ponte manos a la obra, que no todo está perdido.

Prueba con otro corte

Suena drástico, pero puede funcionar. Tal vez lo que no te satisface no es el largo (o sea, el corto) sino el estilo, la forma. Puede ser que extrañes mucho tu pelo largo, pero un corto bien hecho es mucho mejor que un no tan corto lamentable, ¿no crees?

Refúgiate en los accesorios

Boinas, mascadas, sombreros, diademas, turbantes o hijabs: hay muchas y distintas formas de verte sensacional más allá de un pelazo. Si tu pelo no quedó tan corto, puedes optar también por hacerte peinados. Ensaya frente al espejo y no pares hasta quedar satisfecha. La idea es que seas feliz.

Busca inspiración

Si pediste un corte que creíste que te quedaría genial y finalmente eso no pasó, busca en revistas y en internet a personas con ese mismo corte. Tal vez con un pequeño giro puedas remediar parcialmente la situación. Pregúntate: ¿cómo hacen ellas para llevar este corte y que les quede bien? Copia un poco su estilo. Verás que funciona.

twiggy.jpg

© Harper’s Bazaar

Ponte extensiones

También es una solución drástica: pero estamos en medio de una emergencia. Siempre he creído que lo natural funciona mejor, pero si de plano no puedes ni mirarte al espejo sin que te den ganas de llorar, las extensiones te ayudarán a superar el proceso.

Cuentan que son incómodas; sin embargo, la idea es que las lleves sólo el primer mes. Cuando tu pelo haya crecido ya no las necesitarás.

Toma vitaminas

Para que tu pelo crezca más rápidamente, ayúdalo con suplementos alimenticios. Aunque no lo creas, con vitaminas puede registrar un crecimiento considerable cada mes. Al primer mes ya podrás hacer algo más definitivo al respecto: cambiar el corte, el estilo, etc.

Echa mano de otros recursos

No te obsesiones. No tiene mucho sentido que pierdas tu tiempo llorando. Si estás arreglándote para salir, sácale partida a otras partes de tu cuerpo, planea un lindo maquillaje, luce pierna o escote. El pelo es muy importante, pero no es lo único.

***

Sí, tu pelo quedó terrible después del corte. Pero no es tan grave. Nada es para tanto. El pelo crece. Ojalá todo en la vida fuera como un mal corte. Así que no desesperes. Sé paciente y pon en práctica estas sugerencias. Verás que en menos tiempo del que imaginas te sentirás satisfecha con tu cabellera.