Maternidad

Congelación de óvulos: una alternativa para retrasar la maternidad

Existen diferentes motivos por los cuales una mujer decide recurrir a este procedimiento.

La maternidad ha tomado un significado diferente en los últimos años. Los avances médicos, sumados a los movimientos feministas, han ayudaron a remodelar la experiencia de la maternidad en todo el mundo.

Si bien los hombres no temen perder la fertilidad con la edad, las mujeres se enfrentan al límite biológico en el que los óvulos que produce van perdiendo calidad, lo que hace que las posibilidades de tener hijos disminuyan cuando llegan a cierta edad.

Es gracias a técnicas como la congelación de óvulos no fertilizados que se puede superar esta barrera biológica. En entrevista con Nueva Mujer, el doctor Eligio Islas Hernández, médico cirujano egresado de la Universidad Autónoma de México y especialista en Eligen Fertility Center, habló sobre el proceso de congelación de óvulos así como las razones por las que cada vez más mujeres están optando por esta moderna técnica.

“La congelación de óvulos es una técnica para criopreservar la fertilidad. En condiciones normales las mujeres solamente producen un óvulo cada mes. Lo que hacemos es aplicarles medicamentos inductores de la ovulación de modo que en lugar de tener uno, tienen 7, 10 o 15, dependiendo de la edad”, explica el especialista.

Entre los compromisos laborales que consumen más tiempo, las crecientes ambiciones profesionales y personales y los trastornos relacionados con la fertilidad, es fácil encontrarse en una disyuntiva sobre la maternidad. Es por ello que la congelación de óvulos podría ser una opción si la mujer no está preparada para quedar embarazada ahora, pero desea tener la posibilidad de tener hijos en el futuro.

De acuerdo con el doctor Islas, la congelación de óvulos tiene varios pasos, desde la estimulación de los ovarios hasta la recolección de óvulos y la congelación inmediata a -98 grados centígrados. Esto por supuesto va de la mano con todo un análisis previo, el cual incluye estudios de salud en general así como estudios hormonales. “Es común que una mujer tenga hipotiroidismo, lo que hace que los óvulos se produzcan de mala calidad aún cuando sea joven”, explica. “Es importante ver que el ovario tenga tamaño adecuado y cómo está la reserva ovárica. De preferencia no debe tener sobrepeso u obesidad; el cuerpo estar en las condiciones óptimas para hacer la estimulación”.

La recolección de óvulos se realiza bajo anestesia, comúnmente en el consultorio de un médico o en la clínica de reproducción asistida. Una vez que se han extraído, se deshidratan, y se guardan en una placa a la que se le agregan sustancias químicas especiales y se congelan. “Hace diez años la congelación era bajando la temperatura paulatinamente hasta llegar a los 90 grados centígrados bajo cero pero existía gran probabilidad de que los óvulos extraídos se dañaran. De esos diez que se criopreservaban, al momento de descongelarlos, la mitad ya no eran viables. Hoy en día se hace de inmediato lo que permite que la mayoría queden intactos”, reveló el doctor Islas. 

En cuanto a la calidad y la cantidad, lo ideal sería congelar los óvulos antes de los 30 años, o, en su defecto, antes de los 35. De acuerdo con el especialista, lo más importante es tomar en cuenta la edad para llevar a cabo este proceso. “Lo ideal es que sea antes de los 30 años porque de diez ovulos el 93% son de buena calidad para que el esperma fecunde. Entre los 33 y 35 años ya baja la calidad y reserva ovarica a 63%. Después de los 35 años, cada año se va reduciendo el 10%. Lo recomendable es que vitrifiquen los óvulos a menos edad y el proceso va a ser mucho mejor. A menor edad, mejor el pronóstico”.

Cabe destacar que mientras que el mínimo de edad para que una mujer congele sus óvulos es de 18 años y el máximo es mientra ovule sin embargo, según revela el doctor Islas, hay pacientes de 40 años que tienen “una reserva impresionante” de óvulos pero pocos son de buena calidad, lo que diminuye las probabilidades de lograr el embarazo.

A pesar de que es una técnica que cada vez tiene.mayor auge en Estados Unidos y países europeos, en México el porcentaje de mujeres que recurren a ella es muy baja y mucho se debe a la falta de información y las falsas creencias. “Muchas mujeres piensan que se pueden embarazar hasta los 40 y no es así. Hay pacientes que ya tienen dos o tres hijos y creen que significa que aún son muy fértiles sin embargo, no toman en cuenta el tiempo que ha pasado, que sus reservas y calidad ovárica ha bajado y que ya no es lo mismo”, afirmó el especialista.

Otra idea que muchas tienen, según el doctor Islas, es que el bebé puede nacer con una mal formación ya que piensan que el que el óvulo esté tanto tiempo congelado, puede dañarse aunque no es así. Hoy en día existen todas las condiciones para preservarlos de la mejor manera.  “Afortunadamente existen muchos centros de reproducción y cada uno tiene la tecnología suficiente. Los costos son más accesibles en comparación a hace 10 años. Aunque no es lo más económico, no es imposible”.

Una vez que se lleva a cabo el proceso, hay un seguimiento. “Es un proceso en conjunto y una vez que ya están embarazadas, los ginecólogos continúan con las revisiones del embarazo de manera normal”.

Más de este tema

Ser mamá a los 40: conoce las implicaciones de la maternidad tardía

El lado oscuro de la maternidad que nadie te cuenta

¿Por qué cada vez más mujeres están optando por la maternidad tardía?

Te recomendamos en video

 

Tags

Lo Último


Te recomendamos