logo
/ Pexels
Maternidad 24/01/2021

5 alternativas para evitar levantar la voz a tus hijos

En algún momento, tus hijos harán un desastre en el que sentirás ira, pero debes evitar levantar la voz para no perjudicarlos a futuro.

Si eres madre, sabes que a veces las emociones te dominan. De alguna manera, tus hijos realmente pueden presionar esos botones que no sabías que tenías. Y antes de que te des cuenta, gritas desde lo más profundo, bien sea para desahogarte o para reprenderlos. Sin embargo, en lo posible debes evitar levantar la voz ya que con el tiempo esto puede traer consecuencias negativas.

La buena noticia es que puedes cambiar la forma en que hablas con tus hijos, pasando de un monólogo a gritos a un diálogo respetuoso.

5 alternativas para evitar levantar la voz a tus hijos

Los niños que tienen una fuerte conexión emocional con sus padres son más fáciles de disciplinar. Cuando se sienten seguros y amados incondicionalmente, serán más receptivos al diálogo y escucharán antes de que un conflicto se convierta en un episodio de gritos de ira. Así que pon en práctica estas técnicas alternativas para evitar levantar la voz a tus hijos y mantener un ambiente de disciplina pero con armonía.

Date un tiempo de espera

Detente antes de enojarte lo suficiente como para que pierdas el control y levantes la voz. Al alejarte de la zona de conflicto por unos momentos, te da la oportunidad de reevaluar y respirar profundamente, lo que te ayudará a calmarte.

También le enseña a tus hijos sobre los límites y cómo manejar las emociones fuertes de una manera saludable.

Hablar de emociones

hijos

La ira es un sentimiento normal del que se puede aprender si se maneja adecuadamente. Al reconocer todas las emociones, desde la alegría hasta la tristeza, la ira, los celos y la frustración, les estás enseñando a tus hijos que todos son parte de nuestro repertorio humano. La clave es educarlos para que sepan cómo manifestarlas adecuadamente.

El portal Healthline recomienda hablar sobre cómo te sientes y a animarlos a hacer lo mismo. Esto les ayudará a desarrollar una actitud respetuosa hacia ellos mismos y hacia los demás y a formar relaciones saludables en la vida.

Aborda el mal comportamiento con calma, pero con firmeza

Los niños se portan mal de vez en cuando. Eso es parte del crecimiento. Háblales de una manera firme que deje intacta su dignidad pero dejando claro que ciertos comportamientos no son tolerados.

Ponte a la altura de sus ojos en lugar de hablarles desde lo alto o desde lejos para evitar levantar la voz. Al mismo tiempo, recuerda reconocer el comportamiento respetuoso y la resolución de problemas entre ambas partes.

Habla de las consecuencias, pero omite las amenazas

El uso de amenazas y castigos genera más sentimientos de enojo, resentimiento y conflicto. A la larga, impiden que los niños desarrollen disciplina interior, y si a eso le sumas el hecho de levantar la voz, el ambiente será algo intenso e incómodo para todos.

Las amenazas y los castigos humillan y avergüenzan a los niños, haciéndolos sentir inseguros. Por otro lado, las consecuencias que abordan un comportamiento en particular pero vienen con una advertencia justa (como quitar un juguete después de explicar que estos son para jugar, no para golpear) ayudarán a tus hijos a tomar mejores decisiones.

hijos

Respira y aborda el tema después

Puede que lo ideal sea aprovechar el momento para disciplinar a tus hijos, pero si de verdad sientes que puedes explotar lo mejor es que salgas de la habitación, respires un poco, te relajes con cualquier otra actividad y una vez que estés un poco más controlada puedas abordar el tema.

Tus hijos notarán tu rabia y se sentirán asustados e intimidados y no prestarán mucha atención a lo que dices, ya que tu tono de voz será lo único que les llamará la atención, y no precisamente de la mejor manera. Puede parecer una actitud de derrota pero realmente es una jugada inteligente.

Más de este tema:

Valores que debes enseñarle a tu hija para que sea una mujer independiente y exitosa

Las mamás también tienen derecho a tomar unas ‘vacaciones’ de sus hijos

Estas son las 5 vitaminas esenciales antes y durante el embarazo

Te recomendamos en video